EDITORIAL: Todas las voces…

A diferencia de muchos, los que hacemos Nueva Sierra, no tenemos la capacidad de no oír ni responder a las necesidades o reclamos de nuestros lectores.
Sabemos que algunos, aunque los menos, vienen preguntándose por qué salimos con AEN, el suplemento de Argentina en Noticias.

Los motivos son muchos, pero antes de empezar a darlos, queremos recordarles que Nueva Sierra es de distribución gratuita y que los diarios de Mar del Plata como La Capital y muchos otros en el país, con precio de tapa y que pagan sin chistar, lo publican quincenalmente sin que nadie les pregunte por qué si cobran el diario, tienen en su interior el mismo suplemento.

Por qué no llaman a Canal 10 o Canal 8, que pasan AEN en video, para cuestionarles por qué lo hacen. Hay una razón económica para hacerlo, para ellos y también para nosotros, pero hay muchas más que a nuestro parecer son más importantes. Por un lado son muchos, muchísimos los vecinos, los más, los que no compran ni leen otros diarios, y está bueno que puedan leer de todo. Además AEN es información, que de los actos de gobierno, sí, pero información al fin.

Hay gente que no hace otra cosa que ver y escuchar el 13 o TN, y la verdad si sólo se quedan con los informes de Lanata, que tiene que estar rectificándose cada semana en su programa de radio de lo que dice el domingo, tienen un panorama bastante acotado e incluso engañoso de la realidad. Lanata, a quien muchos admiramos en su época de periodista comprometido, el mismo que hasta hace un par de años daba charlas mostrando el despropósito del poderío mediático del Grupo Clarín, hoy es un mercenario contratado por Magnetto para salvaguardar su imperio. Pero está bien, es el derecho que tenemos todos de elegir qué leer, qué escuchar, qué ver.

Los ‘cacerolazos’ y el 8N tuvieron suficiente prensa en los medios nacionales y locales de Mar del Plata, por eso no lo entendemos como una noticia local. No es que pretendamos ignorar al grupo de vecinos que salió en Sierra a sumarse, simplemente creemos que ya están más que reflejados en las noticias nacionales y sobre todo en los grandes multimedios.
Medios que tuvieron su máximo poderío en la dictadura y en la década de los 90, épocas que a algunos les recuerda el uno a uno, pero que a nosotros nos recuerda que más de la mitad de los argentinos se quedaron sin trabajo, que el país fue rifado, regalado o desmantelado. Nos recuerda la Ley Federal de Educación que destruyó el sistema educativo. Nos recuerda que ellos hacían grandes negociados mientras vaciaban las arcas de la República y dejaban al 53% de la población debajo del índice de pobreza e indigencia.

Creemos que todo se puede mejorar, que sin duda hay cosas para mejorar, pero hoy no se pide trabajo, se piden muchas cosas y que saquen las restricciones a la compra de dólares. Y está bien que lo pidan los que tienen capacidad de ahorro.

Es su derecho, como es el nuestro hacer inserts dentro de una publicación que entregamos gratuitamente, y como es el derecho de aquellos lectores que sí quieren recibirlo, para leerlo, para informarse o para sacarlo y hacer el fuego del asado del domingo.

De eso se trata, de libertad, de democracia, de tolerancia, de poder ser o pensar diferente respetando esa diferencia aunque no la podamos comprender.

No se trata de que se calle nadie, ni tampoco de que se vaya nadie, el año que viene se van a cumplir en nuestro país 30 años de democracia ininterrumpida, desde entonces votamos cada dos años y ese es el momento de intentar imponer nuestras ideas a través de las urnas, mientras tanto sólo debemos hacernos escuchar, como dice la canción todas las voces, todas…

Miriam Leo
Directora

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: