Editorial: Yo tengo gas y Ud.?

Si bien en general evito escribir notas en primera persona o con temas que me involucren de manera directa, en esta oportunidad me voy a dar un permitido, por un lado para contar, que como muchos otros vecinos de la Sierra, ya tengo gas natural en mi casa. Algo que deseaba desde hace muchos años, y que no llegó por casualidad.
Hace casi 14 años, cuando empecé a tratar este tema en una editorial, cuando Nueva Sierra todavía salía en papel tamaño carta, y que inmediatamente tildaron de locura, no pensé que podía ser tan duro lograrlo.
Fueron muchos años de batallar, primero para encontrar el mecanismo que lo haga posible, después para conseguir que se apruebe una Ordenanza que contemple la realidad del barrio.
Las licitaciones frustradas, que llevaron a pedir que Camuzzi construyera la cañería maestra hasta el arco con fondos propios, cuando muchos funcionarios pedían que esa obra la hagan en Chapadmalal y no en Sierra.

Pero la historia es larga, y requirió de muchos actores. Todavía me acuerdo de la primera reunión que organizamos en el quincho de casa, vinieron Oscar Pagni y Norberto a Pérez, funcionarios radicales del gobierno de Daniel Katz, a escuchar lo que queríamos y asesorarnos para ver cómo se podía conseguir, y que desde ese momento por indicaciones de Katz siguieron acompañando el proceso. Participaron muchos vecinos, más de los que entraban y más de los que habíamos invitado. Servimos café y magdalenas.

Ahí estaban Olga Pietrocola, Alicia Zinys, María Rey, Marta Balbiano, Adriana Sueiro y algunos más que hoy no recuerdo y al otro día de la reunión empezamos a juntar firmas, más de 300 en pocos días, hoy pueden parecer pocas, pero hace más de 10 años eran casi todas las que se podían juntar en el barrio.

Como dije esta historia contó con muchos actores y a ellos quiere agradecer, en primer lugar a ese grupo que desde el principio se sumó a los locos de Sierra Verde para lograr algo que parecía irrealizable, organizando reuniones, juntando firmas, visitando despachos, también a los que firmaron mientras pensaban, que ilusas.

Un reconocimiento a todos los vecinos que no dudaban en acompañar cada vez que hacía falta llenar la barra del Concejo Deliberante o hacer fuerza en alguna reunión o algún despacho. También a los nos atendían en esos despachos, a algunos funcionarios, a los que en pos de lograr el objetivo, a veces vapuleamos para hacerlos reaccionar.
No me quiero olvidar de los que integramos la Comisión Mixta para la red de gas natural en Sierra, allí estaban siempre al pie del cañón Troiano y Daniel Ruffa.

También, sin hacer nombres, y de manera muy especial, mi agradecimiento a la gente de las gerencias Camuzzi, tanto de Mar del Plata como de Buenos Aires, que siempre tuvieron las puertas abiertas, para escuchar, para asesorar y para alentarnos a seguir adelante con un proyecto que muchos creían imposible de lograr.
A todos y cada uno de los que hayan puesto un granito de arena para que la Sierra tenga gas, gracias y felicitaciones por el logro. Ojalá muy pronto todos puedan disfrutarlo como ahora yo.

Miriam Leo
Directora

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: