Habemus Papam y Latinoamericano

Hace pocos días vivimos como comunidad y pueblo argentino un acontecimiento significativo que pudimos compartir con el resto del mundo, que fue la sorpresiva elección del Cardenal Jorge Bergoglio como el Papa, llamado a asumir el puesto espiritual de “Pedro Apóstol” para guiar a la Iglesia en todo el mundo. Damos gracias a Dios como comunidad de fe y también junto a tantos otros argentinos por la elección del primer Papa latinoamericano en la historia larga de la Iglesia.

En las variadas opiniones suscitadas por este acontecimiento histórico, muchos esperan que se abra para la Iglesia una etapa llena de esperanza, impregnada por una iglesia que experimenta desde el último siglo una gran vitalidad a pasar de un contexto plural de pensamientos filosóficos o religiosos, frente a la pérdida de vitalidad del viejo continente europeo.

El nuevo Papa acepta la responsabilidad de guiar la Iglesia en un momento crucial. El nombre de “Francisco” con que desde ahora le conocemos, nos evoca su espíritu evangélico de cercanía a los pobres, su identificación con el pueblo sencillo y su compromiso con la renovación de la Iglesia. Desde el primer momento en que se ha presentado ante el mundo ha dado testimonio de modo visible de su sencillez, su humildad, su experiencia pastoral y su profundidad espiritual.

Francisco sabe que el reto primero y más difícil que tiene es éste: cambiar la estructura actual del gobierno de la curia, ponerla al día democráticamente con la participación universal del pueblo de Dios, y en un primer plano, con la colegialidad corresponsable de todos los obispos. Sin ella en primer lugar, no serán posibles otros muchos cambios y reformas.

Bien sabemos que en sus 76 años, como sacerdote y luego obispo tiene una trayectoria en la sociedad y en la Iglesia. Tiene una sólida mirada sobre la historia, la política, la ética y la originalidad del mensaje de Jesús de Nazaret, que dieron para la iglesia en América Latina documentos y experiencias pastorales en particular en Argentina marcando un compromiso social ante las injusticias.

Padre Enrique Pío
Párroco de Ntra. Sra. del Pilar

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: