EDITORIAL: La historia vuelve a repetirse

El tema de la seguridad, o de la inseguridad según como se lo prefiera tratar, es demasiado complejo en el Partido de General Pueyrredon, como para limitarse a la simple crónica de los acontecimientos policiales de la zona. Por otra parte en lo local, la inseguridad tiene una historia muy particular de la que no nos podemos desentender si queremos que la situación se calme.

En el 2013, sólo en 3 meses, ya se produjeron 24 homicidios en Mar del Plata, la Asociación de Familiares de Víctimas del Delito y Tránsito de Mar del Plata, ante los hechos de violencia e inseguridad que se han registrado y se registran, solicitó al Intendente que se declare el «estado de emergencia» y se cree un comité de crisis.

Y mientras la inseguridad y la desocupación aumentan en el municipio, Pulti en su discurso de apertura del nuevo período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante nos quiere hacer creer que se hará cargo del tema. «Sería una manera de quitarle resonancia y nobleza evadir hoy la discusión de la seguridad», dijo el intendente, y a poco lanzó su propuesta de una policía comunal.
Pero hasta dónde se hace cargo, si la decisión saldría de una consulta popular. «Vamos a convocar a una consulta popular para el mes de mayo para hacernos responsables de una decisión para el futuro y el presente» dijo.

Si en 3 meses se produjeron 24 homicidios, podríamos inferir que en otros 3 meses, hasta junio, en que se tomaría alguna medida luego de conocer el resultado de la consulta de mayo, podríamos ver duplicada esa cifra. Que no se trata de un simple número, sino de vidas y familias destruidas.

El Intendente pretende despegarse de Scioli en este tema, pero no dice como financiará este proyecto ni en qué consistirá y menos aún explica por qué no se aplicaron, como en otros municipios, los fondos de Nación para el Plan de Seguridad Ciudadana a los ítems que correspondían, por qué los móviles policiales no cuentan con el combustible necesario, las cámaras de seguridad son insuficientes y las que están no funcionan ni están correctamente monitoreadas. El destino o malversación de esos fondos, son motivo de una investigación penal que lleva durmiendo cuatro años y que ni la justicia ni Pulti explican.

Las soluciones que dan ante la inseguridad, es cambiar policías y hacer discursos y propuestas para distraer a los vecinos. En nuestro caso ahora designan un nuevo comisario a cargo de la jurisdicción, el subcomisario Bonoldi, que según relatan, ha mantenido una excelente relación con los vecinos en Vidal en su paso a cargo de la Policía Comunal. Habrá que ver en su desempeño si lo destinan para calmar los ánimos de los vecinos o para atrapar a los delincuentes.

SINGULAR INSEGURIDAD
Desde hace casi 15 años que desde Nueva Sierra venimos siguiendo atentamente las espasmódicas crisis de inseguridad, y casi siempre detrás de ellas hay ’intereses’, hablamos de las crisis, de estas revueltas y no de los hechos aislados que sabemos que también existen.

La primera antes de nacer, se vio reflejada en la primera edición de este periódico y vale la pena contarla. Hacía poco las entonces autoridades de la cooperativa de agua, habían terminado el cerco perimetral de la Torre Tanque, con mampostería y rejas como lo vemos ahora, el cual había costado casi lo que un muro de Berlín, y como había sido un gran negocio, para unos pocos claro, estaban proponiendo hacer lo mismo alrededor de todo el barrio con el aporte de todos los vecinos que sería cobrado compulsivamente, como lo era todo en esa época, en la misma factura del agua. En menos de un mes, 15 hechos de robos, desembocaron en una reunión de seguridad, en la misma sede de la cooperativa y presidida por las autoridades de esa entidad y de la Sociedad de Vecinos, que en esa época eran siempre las mismas ya que la cooperativa “gerenciaba” a la entidad fomentista y con la presencia del entonces subcomisario Ferreyra. La solución a todos los problemas era el cerco del barrio, que costaría una cantidad de dinero con la que en realidad se podría haber cercado todo General Pueyrredon. El negocio y los intereses detrás de la inseguridad.

Hace pocos años, con la aparición de una empresa de seguridad volvió a ocurrir lo mismo, ahora otra vez nos empapelan con folletos y propuestas de diferentes, nuevas y viejas empresas, aprovechando la vulnerabilidad de los vecinos ante una oleada de hechos. Cada vez que esto pasa vuelven a aparecer los mismos nombres de los mismos delincuentes de siempre. Si es así, que siempre son los mismos, parece que todos los conocen menos la policía. En el arco, en la manifestación del domingo, un vecino, el mismo que arengó a cortar el paso vehicular, gritaba a viva voz “todos sabemos quiénes son, por qué la policía no los agarra”.

Llamativamente, otro hecho que sucede a menudo es que después de estas reuniones y a pedido de los vecinos empiezan los controles policiales en al arco, pero que pronto desaparecen, y cuando se le pregunta a la policía por qué, la respuesta es que hay algunos que se quejan, pero nunca dicen quiénes son, siendo evidente que los que se quejan son los que tienen algo que esconder, nos preguntamos por qué los escuchan. Y por qué los comisarios que no los atienden vuelan.

No vale la pena echar leña al fuego, pero tampoco sirve ignorar la realidad, esto en Sierra es más viejo que la humedad, cuando un comisario no les hace el caldo gordo a los caprichos de los que se siguen creyendo que la antigüedad les da más derechos que al resto, problemas de inseguridad; cuando se mete en los temas de ocupaciones o usurpaciones, problemas de inseguridad; cuando aparecen nuevas empresas de seguridad, problemas de inseguridad.

Otro tema que no se puede ignorar, es la disfuncionalidad de la justicia, y en particular de las fiscalías, incapaces de unificar causas, de ponerse al frente de la investigación de los hechos, de hacerlo a fondo, pero en cambio sí, con la muñeca muy floja para archivarlas, dejando a los vecinos con el sabor amargo de que nunca se encuentren responsables, de que no se haga justicia.

Miriam Leo
Directora

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: