POLICIA MUNICIPAL: Otro saqueo de Pulti a los bolsillos de los marplatenses, batenenses y serranos

Cuando las estadísticas y las encuestas empezaron a complicarse para el Intendente, decidió jugar a todo o nada, el “proyecto” de crear su propia policía municipal empezó el día de su anuncio, luego se buscaron algunos especialistas, se dictó un decreto y comenzó una feroz campaña publicitaria. El planteo del intendente es obstinado, “es esto o seguir como estamos”.
“El aporte económico que deberán realizar los contribuyentes es el del valor de una botella de Coca Cola”, dijo el intendente pero sin aclarar de cuántos litros. Según la UCR el aumento final de la boleta de servicios urbanos alcanzaría al 48%.

YO O EL CAOS
Cuando las estadísticas y las encuestas empezaron a complicarse para el Intendente, decidió jugar a todo o nada, el “proyecto” de crear su propia policía municipal que lanzó en la apertura de las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante empezó con su anuncio, luego se buscaron algunos especialistas, se dictó un decreto y se comenzó una feroz campaña.
El planteo del intendente es, por decirlo de alguna manera, obstinado, “es esto o seguir como estamos” dijo a los medios de comunicación, claramente no ve al problema de la seguridad como una cuestión integral con múltiples causas, ya que su única idea es sacarle millones a los vecinos y hacer una policía propia, mientras tanto el municipio no tiene política alguna en materia de niñez y adolescencia, adicciones o empleo, entre otras áreas donde el Estado municipal está absolutamente ausente.

¿PROYECTO O IDEA?
Cuando el intendente lo anunció, no se trataba de un proyecto sino de una idea, no tenía ningún plan, no había nada escrito y cambiaban de discurso todos los días. Pasaron de proponer una policía sin armas a una policía armada y con helicóptero, de necesitar una ley provincial a ser autónomos, de decir que iban a cuidar espacios públicos pasaron a ser auxiliares de la justicia, para los que siguen las noticias fue evidente. Cuando el intendente hizo el anuncio dejando a la oposición callada por largas semanas, apenas tenía una idea, idea que ni siquiera estaba suficientemente pensada y todavía a escasos días de la mentada consulta popular no lo está.
Primero tiró la idea y convocó a una consulta popular y luego buscaron teóricos que fundamentaran la legalidad de la formación de esta fuerza municipal y le dieran forma.
En el lanzamiento se presentó a Alberto Binder, miembro del Instituto Latinoamericano de Seguridad Democrática, como el elegido para dirigir el proyecto, junto a un equipo de siete personas integrado también por la doctora Gabriela Vázquez. El especialista fue autor del Plan de intervención y rediseño de la Policía Bonaerense durante la gestión del Dr. León Arslanian en el Ministerio de Seguridad de la Provincia.
El día del lanzamiento aún no había nada, en efecto hablaron de 300 efectivos, que luego cuando se pasaron las ideas al papel aumentaron a 2000.

EL AUMENTO DE TASAS Y EL BARRIL DE COCA-COLA
El punto fundamental es que una vez más van por el bolsillo de la gente, el chiste de tapa de este Nueva Sierra hace referencia a una de las declaraciones mas rimbombantes del Intendente “el aporte económico que deberán realizar los contribuyentes es el del valor de una botella de Coca Cola”, el intendente no aclaró de cuantos litros.
El aumento, como todo aumento de tasas, debe ser aprobado por el Concejo Deliberante, pero un triunfo del SI implicaría una presión para los concejales que no estén de acuerdo y por eso el Intendente eligió poner sobre el Concejo el peso del “voto popular”.

La afirmación por la que se votará, de acuerdo al decreto es la siguiente SI APOYO o NO APOYO “La creación de una Policía Municipal, con las características establecidas en el Decreto N° 856-2013, financiada mediante el aporte adicional de un dieciséis (16) por ciento de las tasas, derechos y demás obligaciones que tenga con el Municipio”
Más allá de que “es una pregunta cerrada y engañosa para el ciudadano, ya que lo pone a decidir en una falsa dicotomía, dado que muchos creemos con total validez que es necesaria una fuerza de seguridad más efectiva pero también creemos que la misma debe estar planificada en el marco de un conjunto de medidas tendientes a mejorar la seguridad y ser financiada con lo que ya recauda el estado” como se dijo desde el GEN (Frente Amplio Progresista).

Debe aclarase que el “aporte adicional del 16%” que marca el decreto es sobre todos los ingresos del municipio: tasa por servicios urbanos, tasa por conservación, reparación y mejorado de la red vial municipal, contribución a la salud pública y el desarrollo infantil, tasa por inspección de seguridad e higiene, fondo para la promoción turística, derechos por publicidad y propaganda, derechos a los juegos permitidos, tasa por inspección de antenas y sus estructuras portantes, tasa de control y patentamiento motovehicular, infracciones de tránsito, registro de conducir, derechos de construcción, tasa de residuos urbanos, tasa por habilitación de comercios e industrias, tasa por derecho de oficinas, tasa por transferencias, y podríamos seguir.
Para cualquier vecino que produce y se desarrolla económicamente en la ciudad el aumento será de mucho más que una gaseosa al mes, en efecto desde la UCR manifestaron que solamente el aumento final de la boleta de servicios urbanos llegaría aproximadamente al 48% y que no se debe seguir cargando a los vecinos con aumentos de tasas.

¿Y ALCANZA?
Ese es otro tema, según el ex Secretario de Hacienda y ex Concejal José Cano, una policía municipal es económicamente inviable para las arcas del municipio e imposible de llevar adelante sólo con la financiación prevista en el Decreto.
Según Cano el costo de mantenimiento aproximado anual de la fuerza policial (calculando 1700 agentes, 300 oficiales, adquisición de 20 móviles, uniformes, logística y contratación de 3 cargos de ley) rondaría los 350 millones de pesos.
De acuerdo a las declaraciones del Intendente sería mayor, ya que se habló de tener un helicóptero propio, 50 móviles y en el organigrama agregado al decreto se estima la creación de por lo menos 19 cargos políticos al frente de cada departamento, por lo que hablamos de una suma muy superior.
Pero suponiendo que fueran 350 millones, según Cano, a Pulti le faltarían unos 210 millones para que su policía funcione. Los números tampoco cierran.

EN CAMPAÑA
Páginas enteras en los diarios locales, muchos minutos de radio y televisión, panfletos y panfleteros, que no se sabe quién pagó ni de dónde salieron, ya que no llevan firmas ni logos, inundaron el Partido en las últimas semanas, la publicidad realizada por el municipio va en contra de lo regulado por la Ley Nacional 25.432, ya que recorta artículos del decreto y es engañosa, aunque el propio decreto dice que esa ley se aplica por analogía.
En las publicidades entre otras cosas dicen que en menos de un año habría 300 oficiales en la calle, esto no concuerda con el organigrama del decreto ni con las funciones que se les darían a esos oficiales.
Además dicen que el que paga $200 por bimestre tendrá un incremento de $16 mensuales o sea $32 bimestrales, pero omite decir que el aumento del 16% es en cada uno de los rubros calculados en la boleta.
Y según dicen desde el Frente para la Victoria tampoco se le aclara al vecino que no hay ninguna legislación nacional ni provincial que contemple que el Municipio pueda crear una fuerza de seguridad, en el mismo sentido la UCR manifestó que la iniciativa del jefe comunal “es un engendro que no tiene sustento ni en la Constitución ni en las leyes de la Provincia».

Claramente con la imponente campaña mediática llevada a cabo, se está intentando torcer la voluntad popular, no sería grave si fuera sólo con publicidades tendenciosas, el problema es el discurso extorsivo: “esto o nada”, “la policía municipal o seguimos igual”, lo cierto es que el Intendente ya no se va a poder desentender del tema, se escribió mucho en los considerandos del decreto acerca de cómo el municipio debe intervenir en la materia y cómo es parte responsable cuando la ciudadanía le exige a la política respuestas concretas, ahora por más que amenace ya no va a poder mirar para otro lado.
Por otra parte el despliegue de recursos que implica toda esa publicidad y poner en funcionamiento más de 700 mesas de votación no es menor, en materia de gastos tuvieron un buen comienzo, los de la consulta y los de la campaña ni ellos los saben, en efecto el propio Director de Seguridad del Municipio, Dr. Ventimiglia, dijo desconocerlos en plena Asamblea del Foro Municipal de Seguridad.

SUMANDO INCUMPLIMIENTOS
Más allá de la cuestión ideológica que tiene distintas aristas y que implica pensar cómo se resuelve el problema de la seguridad, si es con más policía o con otro tipo de medidas, y si ese servicio debe ser sostenido por los vecinos, que ya contribuyen para mantener la policía provincial, si deben buscarse otros recursos o si debe transferirse la policía provincial con sus recursos al municipio, el quid de la cuestión según muchos políticos, vecinalistas y foristas es creer o no en el Intendente.

En los fundamentos del decreto se manifiesta que “si bien el Municipio ha venido comprometiéndose de modo creciente con cuestiones inherentes a la seguridad ciudadana, canalizando reclamos, atendiendo a víctimas, incorporando nuevos servicios (vg. sistema integrado de cámaras de seguridad comunitaria en la vía pública, centro de monitoreo, controles en vía pública, controles sobre desarmaderos de vehículos, etcétera), coordinando con otras áreas de servicios e, incluso, asumiendo la financiación complementaria de las instituciones de seguridad, los hechos muestran que sus esfuerzos no resultan suficientes, ya que se convierte en una instrumentación sin dirección estratégica, limitando su eficacia”.
Desde el Foro Municipal de Seguridad manifestaron que “hasta ahora no hemos visto plasmados en forma íntegra ninguno de los compromisos asumidos por el Municipio en materia de seguridad, que han sido muchos y variados, ni tampoco ha acompañado los reclamos de este Foro, con toda la fuerza que su cargo le da, frente a las autoridades competentes” además en los últimos días hicieron llegar una nota al Intendente solicitando el cumplimiento de una gran cantidad de convenios suscritos entre el Municipio y el Ministerio de Justicia y Seguridad y que principalmente implican un aporte del municipio en combustible, mantenimiento y reparación de móviles y aportes de logística que no se está cumpliendo íntegramente. Eso sin olvidar los famosos 24 millones enviados por Nación para el Programa Integral de Protección Ciudadana y que fueran gastados, como mínimo, de forma ineficiente.
Además el Intendente manifiesta públicamente haber aportado en lo que va del año alrededor de 13 millones de pesos para seguridad, cuando surge de la propia página del Municipio que el aporte no llegó a los 3 millones de pesos.
Lo poco que se hizo, como el Centro de Monitoreo y la instalación de las escasas cámaras que se encuentran en funcionamiento, se hizo con fondos aportados por la Provincia y por la Nación, al contrario de otros municipios bonaerenses que cuentan con recursos de mucha mejor calidad y que vienen invirtiendo fondos propios en fortalecimiento logístico, en el nuestro no se aportó nada, por eso se hace poco creíble el anuncio y el nuevo compromiso.

QUIÉN REPRIME CUANDO SE REPRIME
Merece un punto aparte el tema de la represión ya vista en varias oportunidades a las puertas del municipio en los últimos años, al Intendente Pulti no le gustan las muchedumbres, vació el Municipio y evita que se le amontone la gente en la entrada, queda abierta entonces la pregunta, quién garantiza que la policía municipal no sea utilizada para reprimir la protesta social al estilo de la Metropolitana de Macri, quién garantiza que no terminaremos gastando millones de todos los vecinos para que el Intendente tenga su propia fuerza de choque, o peor aún se han dedicado a hablar de los negociados y corrupción de la bonaerense en cada oportunidad que tuvieron, cómo sabemos que no se distribuirán los negocios generando una nueva caja para la política local, no podemos saberlo pero podríamos imaginarlo.

CON LA ABSTENCIÓN GANA EL SÍ
La mayoría de los partidos políticos, (Frente para la Victoria, Unión Cívica Radical, GEN – Frente Amplio Progresista, PRO, la Agrupación Atlántica del Concejal Arroyo, el Socialismo, Nuevo Encuentro) se pronunciaron públicamente en contra de este proyecto, en su mayoría sustentados principalmente en la negativa a un nuevo aumento de tasas.
Los vecinos que llaman a las radios y escriben en diarios, portales y redes sociales, se manifiestan en su gran mayoría por el no, al igual que diversas instituciones del Partido de General Pueyrredón, la cuestión es cómo se va a reflejar esa posición en las urnas.
La disyuntiva, ya mencionada, en que se pone al vecino determinará que muchos se acerquen a poner su voto positivo con la esperanza de tener un poco mas de seguridad, el que no está de acuerdo, el que no les cree, el que no quiere que le metan una vez más la mano en el bolsillo también debe acercarse este domingo 9 de junio a manifestar su opinión. Con la abstención perdemos todos.

 

Por Ma. Aldana Vazquez

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: