Ante una estrepitosa derrota Pulti decidió parar la Consulta Popular

cp5Y el Martín Fierro es para….

Sólo 36 horas antes de la consulta popular que se realizaría el 9 de junio un teatralmente indignado Gustavo Pulti anunciaba por los medios la suspensión de la elección por una resolución judicial. Tres meses antes, desde un municipio investigado por la presunta defraudación de fondos para seguridad y que ha incumplido sistemáticamente los compromisos asumidos en la materia, se lanzaba sin proyecto alguno, la idea de crear una “policía municipal”, una bomba de humo, que iba necesariamente acompañada de un aumento de tasas. Finalmente cuando ya era un hecho que la gente no iba a acompañar la propuesta del Intendente (recordemos que Pulti es un obsesivo de las encuestas) y a pesar de la obscena campaña publicitaria por el SI pagada por todos los contribuyentes, llegó la resolución judicial que quedó claro, no habría sido casual. Sin perjuicio de la presunta influencia del Intendente en el dictado de la resolución judicial para evitar una estrepitosa derrota a días de las presentaciones de listas para las elecciones primarias, lo cierto es que el fallo es acertado y da cuenta de la ineptitud del municipio para llevar adelante una elección transparente de lo cual en nuestra zona sobran ejemplos. Sobrevuela la incógnita de cómo pretenden manejar una policía si no pueden organizar una elección. Luego de la suspensión surgieron nuevas denuncias penales contra Pulti y pedidos de rendiciones de cuentas.

NI SENTIDO DEL RIDICULO
Acciones permanentes del Municipio dan a entender que quienes lo dirigen habrían perdido el sentido común y así se viene manifestando desde estas páginas, pero los últimos eventos nos ponen en situación de agregar que también se perdieron el sentido de la orientación y el sentido del ridículo.

En el último número de Nueva Sierra tratábamos el tema de la consulta popular para el proyecto de policía municipal, con todas las aristas que tenía esa convocatoria, apenas 36 horas antes de la votación un “indignado” Gustavo Pulti anunciaba por los medios la suspensión de la elección por una resolución judicial.
Ya el proyecto en si mismo era una clara señal de pérdida de orientación, desde un municipio investigado por la presunta defraudación de fondos para seguridad y que ha incumplido sistemáticamente los compromisos asumidos en la materia, se lanzaba sin proyecto alguno la idea de crear una “policía municipal”, una bomba de humo, que iba necesariamente acompañada de un aumento de tasas.
Se tiró la bomba porque algo tenía que decir el Intendente ante el incremento de los índices delictivos y los hechos de violencia. Durante tres meses sólo hablaron de ese tema, se gastaron cientos de miles de pesos en campaña, en el armado de la consulta, en técnicos y dictámenes y finalmente cuando todo suponía que la gente no iba a acompañar la propuesta, a pesar de la parafernalia desplegada, llegó la resolución judicial y no habría sido casualidad, es vox populi que habría sido el mismísimo intendente quien forzó el dictado de la medida judicial, el sentido del ridículo brilló por su ausencia.
Lo cierto es que el fallo es acertado y da cuenta de la ineptitud del municipio para llevar adelante una elección transparente (en la zona sobran ejemplos). Sobrevuela la incógnita de cómo pretenden manejar una policía si no pueden organizar una elección.

A FALTA DE PRUEBAS, BUENOS SON LOS INDICIOS
Es claro que el Intendente sabe que el proyecto no caló en los marplatenses como él pretendía, es por eso que, con el cuerpo de la consulta popular aún tibio, decidió cambiar la estrategia y remitir el proyecto a las instituciones que se habían manifestado públicamente por el Sí para que sean estas quiénes trabajen en la socialización y la búsqueda de consensos, con esto se admite que hasta ahora el municipio no había logrado consenso alguno y que de hacerse la elección el No sería rotundo.
El Intendente no pensó remitir el proyecto a todas las instituciones para que se consensue y se mejore, sólo a aquellas que apoyaron el Sí, dejando a la vista además que no tolera críticas ni control de ningún tipo. Esa intolerancia es la que lo lleva a preocuparse y ocuparse de intervenir todo espacio que sea crítico, controle la gestión o deje expuestas sus flaquezas.
A la semana siguiente de la fallida consulta se sacó de la agenda la elección, el proyecto, los actores y hasta el tema mismo de la inseguridad, como si hubiera dejado de ser la mayor preocupación de los vecinos.
Además el intendente anunció que se pondrían en marcha una serie de medidas “que en un primer momento se pensaron como complementarias, para combatir la inseguridad” al cierre de esta edición no se sabe de qué medidas se trata ni cuando se comenzaría con las mismas.

DENUNCIAS DE FORISTAS
El jueves 6 de junio el Concejal Mario Luchessi vociferó en plena sesión del Concejo Deliberante en contra de los Foros de Seguridad que no apoyaban la propuesta, la desesperación -que por esos días abundaba al ver como el castillo de naipes se caía- lo llevó a arremeter con una serie de injurias que determinarían que luego fuera declarado persona no grata por la Asamblea del Foro Municipal.
Ese mismo día Christian Curcio, miembro de la comisión de logística del Foro Municipal de Seguridad, se hizo presente en la Comisaría 1ª de la ciudad de Mar del Plata a fin de formular una denuncia penal contra el Intendente Gustavo Pulti, por la posible comisión del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.
La denuncia radica en el incumplimiento por parte del municipio de la obligación de mantener, reparar y costear el combustible de los móviles adquiridos a través de los Convenios de Fortalecimiento Logístico, convenios suscritos entre el Municipio y el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Provincia y ratificados por las Ordenanzas 20250 y 20421, por medio de los cuales se adquirieron, con fondos provinciales, cuarenta y cinco móviles.
Según informaron los foristas “en este momento hay 11 de esos móviles que se encuentran fuera de servicio por tener un mantenimiento irregular y el resto se encuentran con serias deficiencias” además aclararon que “esos móviles son parte del patrimonio municipal ya que fueron dados en comodato por el mismo convenio, existiendo una desidia absoluta por parte del municipio”.
Según manifestó Curcio “lo que nos moviliza es que mientras estamos hablando de un grave incremento del delito y de la violencia, según dichos públicos del propio Intendente, tenemos 11 móviles menos en la calle por el incumplimiento del municipio y esto surge de un informe solicitado por el Foro Municipal al Jefe Departamental con detalles de las falencias de cada uno de los móviles, esto reciente gravemente el sistema de seguridad, cuántos hechos podrían evitarse si esos móviles estuvieran funcionando?” se preguntó el forista y agregó “puede sonar dramático pero no sabemos si el móvil radiado de la Comisaría 5ª no hubiera servido para prevenir el homicidio de Labella por nombrar un caso”.
En ese momento Curcio advirtió que “esta denuncia no se iba a formular hasta una vez pasada la consulta por la policía municipal, para que no se malinterpretara ni se nos acuse de hacer campaña, pero las falaces y maliciosas acusaciones del Concejal Lucchessi contra los foristas que apoyan el NO a la policía municipal no nos dejaron más opción que formular la denuncia para poder explicarle a los vecinos el porqué de nuestra posición que tiene que ver con no creerle al intendente ante los reiterados incumplimientos que ha venido manteniendo” y agregó “además llegamos a esta instancia luego de que se mandaran un sinfín de notas y se mantuvieran muchas conversaciones sin respuesta alguna por parte del municipio”. La investigación tramita por ante la Unidad Funcional de Instrucción N°10.

EXPLICACIONES QUE NUNCA LLEGAN
El ejecutivo comunal ha demostrado no tener interés de ningún tipo en los pedidos de informes remitidos desde el Concejo Deliberante, ni en los solicitados por los vecinos e instituciones, sin perjuicio de eso los bloques de la UCR y el Frente para la Victoria han solicitado que se rindan cuentas respecto de los gastos erogados para la formulación del proyecto, los honorarios de los técnicos, la publicidad oficial y la organización de la consulta. Si bien ésta medida es necesaria para saber cuánto nos costó a los vecinos la aventura del Intendente, debe resaltarse que fue la única posición asumida por los bloques opositores y a simple vista resulta escasa y poco comprometida, ya que eran quienes en representación de sus votantes debían marcar a tiempo las falencias, hacer las propuestas y aportes y defender los intereses de la comunidad sin amarillismos y sin miedos.
Días después la Asamblea del Foro Municipal de Seguridad aprobó, incluso con el voto de la ONG Familiares de Víctimas del Delito, adherir a estos pedidos de rendiciones de cuentas y a la formación de una comisión investigadora.
Además en la misma Asamblea Foral se decidió pedir al intendente que dé cuenta de los supuestos 12 millones de pesos, que manifestó públicamente, que lleva invertidos el municipio en seguridad en lo que va del año, ya que -según dicen desde el Foro- no es lo que surge de la propia página del municipio “no cierran los números y queremos saber qué es lo que se está aportando y adonde va por que los recursos no se ven, los móviles que debe mantener el municipio tienen poco combustible y no se mantienen ni se reparan y eso es lo mínimo que creemos debería hacerse” manifestaron.

Mar del Plata no perdió tres meses, viene perdiendo los últimos 10 años, hoy nos plantean como un tema en sí mismo la necesidad de una policía municipal cuando el tema es la inseguridad y lo que se debería hacer para empezar, es abrir el debate para consensuar posibles soluciones y dar cumplimiento a lo comprometido.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: