Correo de Lectores

LA CULPA NO ES DEL CHANCHO…

Sra. Directora de Nueva Sierra:
Si bien hace poco tiempo que vine a vivir con mi familia a la zona, como todo marplatense conozco Sierra de los Padres desde hace muchos años y ha sido un lugar elegido durante mucho tiempo para visitar y pasar el día al aire libre junto a la naturaleza.
La naturaleza, los espacios verdes, los árboles, incluso su fauna, es lo que en la mayoría de los casos uno eligió para ver crecer a sus hijos, en detrimento de la falta de algunos servicios y de la distancia para acceder sea a servicios de salud, educativos o hasta culturales y recreativos.
Por tal motivo, mi decepcióne indignación es enorme al ver como día a día se destruye el paisaje serrano con la tala indiscriminada de árboles. ¡Y ojo! No soy ecologista, ambientalista, ni mucho menos, pero considero que los extremos no son buenos, y me parece que lo que se está haciendo con los árboles es excesivo.
Puedo entender –como me han explicado cuando hablé con algunas personas sobre el tema- que existan razones de seguridad para la extracción de algunos árboles que por la edad, el estado y su ubicación (como pasa en la zona comercial donde transitan muchas personas y vehículos) constituyan una amenaza tanto para nosotros, los transeúntes, como para las construcciones y bienes materiales.
También comprendo que un nuevo vecino para construir su vivienda tenga que sacar uno o dos árboles por los mismos motivos de seguridad o hasta para aprovechar mejor sus terrenos. Incluso entiendo que cualquier persona que decide construir su casa no tiene porqué saber si es apropiado sacar un árbol o no…
Para eso me parece que está la municipalidad… y es en esto en lo que soy menos tolerante y comprensiva. Lo que no logro comprender es que la municipalidad consienta esta devastación, tanto con la expedición a mansalva de autorizaciones de talas como la falta de controles de extracciones que seguramente no estén autorizadas y de las reposiciones de los árboles que se sacan.
Por supuesto que no puedo dejar de ver la falta de conciencia de algunas personas y me deja perpleja la paradoja de quienes eligen vivir en este lugar por su naturaleza y ni bien escrituran su terrenito arrasan con todos los árboles que tienen.
Pero insisto creo que la culpa no es del chancho… y considero que en este caso no hay negligencia de parte de la municipalidad sino complicidad, porque sé de la cantidad de árboles que autorizan sacar sin ningún tipo de evaluación acerca de la necesidad de tal extracción.
Agradezco la publicación de esta carta y espero que al menos se instale este tema que por las características del lugar en que vivimos debería tener cierta prioridad.
Muchas gracias.

Silvia Malvina
Colina de los Padres

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: