El patio trasero

cartel coyunco

Por Carlos Vazquez

Cuando decimos que Gral. Pueyrredon, el municipio, debe resolver sus problemas de identidad no es un chiste. Vemos diariamente como desde carteles, spots hasta nombres de bloques de concejales se autodenominan “… de Mar del Plata-Batán”. Pero papu, ¡este es el Municipio de Gral. Pueyrredon! Si no te gusta cambialo, pero no excluyas a serranos, cametenses, sureños o chapadmalenses en tu locura. Nosotros tenemos claro qué somos, si Uds. no o sus ansias expansionistas quieren absorbernos podemos ser más bravos que el verdadero dueño de nuestras tierras, el Cacique Cangapol.

 

Esto surge a raíz del reconocimiento tácito días atrás en una radio de Mar del Plata del Subsecretario de Control, Adrián Alveolite, en la presentación de los radares urbanos, sobre cuáles son los límites de la ciudad para ellos. Allí el funcionario dijo que “por un lado sería la rotonda del Hipódromo si van a Sierra de los Padres, la rotonda del Faro si van a Miramar y Alto Camet, si van a la zona norte”. Entonces volvemos a la recurrente pregunta, si saben dónde termina ‘la feliz’ ¿por qué nos pusieron ese cartelón de ‘Bienvenidos a Mar del Plata’ en la Rotonda de El Coyunco? Simple, es el mojón de la medianera del patio de atrás.

EXPOSIERRA… ¡EN GÜEMES!

La prueba cabal como ya dijéramos números anteriores de que nos quieren esconder y no les importa nuestro propio crecimiento comercial, ni turístico, ni político, ni productivo, es la muestra –que organiza un privado- avalada por el municipio, llamada “ExpoSierra” en la Plaza del Agua.

Este año electoral hasta a Scioli lo hicieron ir para que diga entre otras cosas “felicito a esta fuerza productiva de la ciudad…”, ¿qué ciudad, Gobernador? ¿quién le dijo que somos parte de Mar del Plata? Los resultados para los comerciantes que pudieron solventar su stand en la calle Güemes fueron dispersos. Había algunos satisfechos y otros bastante enojados. Pero lo importante eran las decenas que se habían quedado acá abriendo sus comercios en el peor fin de Semana Santa que se tenga memoria. Lo lógico, lo natural, lo razonable era que esa Exposición se hiciera en la zona, se difundiera como corresponde desde el municipio y se beneficiara a los comerciantes que como el resto, pagan sus impuestos y tasas todo el reverendo año. ¿Dónde estaba la gerenta del Centro Comercial a Cielo Abierto de Sierra para defender los intereses comunes? Ah cierto, es empleada municipal, como el Delegado, no pueden levantar su voz contra el establishment.

En definitiva, cada mes, cada columna, desde hace quince años, debemos seguir reiterando lo mismo: Somos el Patio Trasero de Mar del Plata. Aquel que si está lindo se usa los fines de semana para hacer un asado o tomar sol en la pileta y adentro, como nos pasa acá en Sierra y si está feo se lo esconde, como le pasa a otros sectores del Partido. Pero no se vive, se lo quiere poco, no hay apuro en mantenerlo, le postergamos las inversiones, porque cuando vienen las visitas… las recibimos en el living.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: