Satisfacción serrana: Junto con Pulti se va García

Pulti y Garcia(Por Carlos Vazquez) Es porque así lo indica el Decreto 512/2012 que expresa tajantemente “El Delegado Municipal y los Consejeros Vecinales permanecerán en sus cargos mientras dure el mandato del Intendente Municipal” de ese momento. Esa norma llamaba a elección de Delegados y la había ganado Juan Carlos García por escaso margen. Ahora ambos –Pulti y García- que trabajaron conjuntamente en el papel de Jefe y Empleado del Mes todos estos años, se van. Hay esperanza y algarabía en nuestra zona.

La era García en Sierra y Peregrina termina con pena y sin gloria. Todo empezó cuando por presión de los propios vecinos el Intendente Pulti tuvo que convocar, como ya lo había hecho Daniel Katz, a una Consulta Popular de Delegado y Consejo Vecinal, en abril del 2009, donde a partir de imponer el voto electrónico –luego se supo que era para manipular el resultado- quedó consagrado García como Delegado hasta que finalizara ese período del Intendente.

UN POCO DE HISTORIA
Como el público se renueva, explicaremos sucintamente como llegó García la primera vez al cargo. Fue en abril de 2009 cuando la gente de Pulti en conjunto con un ignoto grupo de extensión de la UTN de La Plata impuso el voto electrónico para la Consulta Popular. Por supuesto que sin controles de ningún tipo al software y máquinas que se cambiaban en medio de la elección, la contienda terminó con García como Delegado y un Pulti feliz.

En 2012 fue algo similar, ya sin tantos candidatos ni votantes, quizás decepcionados por la experiencia anterior y al notar que no se habían inscripto algunos de los candidatos “rebeldes”, volvieron al sistema tradicional de boleta de papel. Ni siquiera sabían disimular y sin controles haber hecho el circo del voto electrónico. Con todo el aparato municipal a su favor volvió a ganar García. El cordero que necesitaban para “administrar” la miseria, el destrato y la falta de interés de esta zona del Partido de Gral. Pueyrredon. Como premio a García ya le habían dado también que dirija la Delegación Norte que incluye Estación Camet, 2 de abril, El Cazal y Colonia Barragán. El tipo no hacía nada en una y le daban otra. Gestión Pulti.

Pero lo sorprendente como ya te habrás preguntado al principio de la nota había Consejos Vecinales. ¿Qué eran? Simple, en nuestro caso seis vecinos que ad honorem debían asesorar y llevar los reclamos de sus barrios a reuniones sistemáticas con el Delegado para espabilarlo si se dormía en los laureles (¡Y vaya que se dormía!). Pero García jamás convocó a sus propios consejeros ni a los de las minorías ya que así lo establecía la Ordenanza. Un demócrata que solo le importaba hacer la plancha.

LO QUE SE VIENE
Antes de las elecciones municipales este medio contactó a todos los candidatos o sus equipos de campaña para preguntarle, cómo lo relatáramos en números anteriores, qué harían con las Delegaciones en caso de llegar al Palacio Municipal. Todos coincidieron en que llamarían a elecciones nuevamente incluyendo al Intendente Electo, Carlos Arroyo. En este momento en que al flamante Intendente de Cambiemos se le está por prender fuego el municipio antes de asumir, por el infinito déficit que le deja Pulti, seguramente lo que menos tiene en mente es convocar a elecciones de nada. Aunque una fuente cercana a los vericuetos del nuevo poder local nos confirmó que Arroyo “tiene en carpeta a un experimentado vecino de la Sierra para el cargo”. Quizás sea algo temporal hasta que las aguas bajen, quizás el “experimentado vecino” ponga en caja a los cómodos empleados de la Delegación, haga una buena gestión y nadie reclame elecciones. Porque al fin y al cabo es facultad de los Intendentes nombrar los Delegados Municipales de acuerdo al Artículo 181 de la Ley Orgánica de las Municipalidades.

Si tarde o temprano las hubiera, deberíamos abandonar la utopía de que cualquier vecino se presente de candidato como buscando conchabo. Los partidos políticos deberían ponerse los pantalones largos e intervenir con su nombre y equipos ayudando a sus propios candidatos a la sede de Padre Varetto. Porque ya fue comprobado que los “Consejos Vecinales” no importan y un Delegado sin ideología y gente que lo respalde permanentemente no sirve para nada. Aunque haya sido un excelente verdulero no siempre se puede ser un excelente funcionario. La política es otra cosa y afortunadamente en estos tiempos aprendimos que ella es la que nos hace llevar el pan a la mesa y hasta la que tapa o no nuestros baches.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: