Editorial: Entre el covid-19 y el dengue

Imaginen a los que están pasando la cuarentena encerrados en un departamento, más allá de las limitaciones que nos impone el aislamiento los serranos tenemos el privilegio de poder disfrutar de nuestros parques, motivo por el cual deberíamos ser aún menos en las calles.

Sin embargo y a pesar de eso pudimos ver que nos estamos comportando en su gran mayoría respetuosos de las normas que impone la situación actual, las interminables filas guardan el distanciamiento sugerido, no importa que tan lejos lleguen, los comerciantes son cuidadosos en las medidas de higiene y en la atención de sus clientes, eso habla bien de nuestros vecinos.

En situaciones como estas es cuando realmente podemos valorarnos como comunidad, a pesar de no tener demasiados controles, suficiente asistencia, incluso no tener normas adecuadas a nuestra realidad y a nuestras marcadas diferencias tanto como zona rural como urbana, lo estamos haciendo bien y prácticamente solos.

Esto no libera a nuestras autoridades de su responsabilidad al respecto de este y otros temas que le atañen. De no ser por la escasa presencia policial y alguna que otra acción aislada del municipio, si no fuera por nosotros mismos esto podría ser una anarquía.

Pero necesitamos acciones concretas, lo plantean otros en otras notas en esta misma edición, si no dejan trabajar a los parqueros, al menos a los que quieran hacerlo, si la Delegación o quién tenga que hacerlo, no corta el pasto en los baldíos, veredas y banquinas, si no fumigan y desinfectan como hacían en otras épocas y como lo hacen actualmente en Mar del Plata, vamos a terminar con más casos de dengue que de covid-19, o invadidos por yararás difíciles de detectar entre los pastizales.

Es verdad que en estas circunstancias todos tenemos que ser responsables, que colaborar, que aportar, cada uno desde su lugar, desde su rol, haciendo lo que estamos haciendo, respetando las normas, trabajando los que tienen que dar un servicio, quedándose en su casa los que no tienen nada que hacer fuera de ella, pero lo que no podemos es cumplir el rol del estado, podemos entender que hay lugares que están peor que el nuestro, pero hay cuestiones básicas mínimas que tendrán que asumir porque no pueden esperar, el dengue ya es una epidemia en el país y no queremos verla llegar a nuestros barrios.

A los vecinos les decimos #quedateencasa y cuídate y al municipio #cortáelpasto.

 

Miriam Leo
miriamleo@sierradelospadres.com.ar

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: