Malvinas – 30 Años

Queremos recordar los 30 años de la guerra de las Islas Malvinas, con las palabras con que lo hacen, los protagonistas de esa historia, los hombres que estuvieron allí cuando tenían apenas 18 o 19 años. Para ellos estas fueron las consecuencias de la guerra. A ellos nuestro respeto y por los caídos Memoria, Verdad y Justicia.

«La derrota de las armas argentinas en la batalla por la recuperación de las Malvinas conlleva una serie de consecuencias muy importantes para nuestra patria. Luego del 14 de Junio de 1982, comienza un proceso en la Argentina que un politólogo francés, Alain Rouquie, llamó «desmalvinización». Este señor aconsejó una serie de procedimientos que la última junta militar pos-Malvinas, el siguiente gobierno constitucional, amplios sectores de la sociedad y de los medios de comunicación social seguirían a pies juntos. Se trataba de hacer como si la batalla por Malvinas no hubiera ocurrido, de borrar toda lección que la misma nos había enseñado.

Se creó la fábula de los «chicos de la guerra», es decir, que los soldados argentinos eran inhábiles para defender los intereses nacionales, y se descargaron las culpas de la conducción político y militar que llevaron a la derrota sobre los bisoños conscriptos argentinos. Ante esto, vale recordar que todos los soldados del mundo, en todas las épocas, fueron y serán jóvenes en su mayor parte. Se logró inculcar al pueblo argentino acerca de que jamás podríamos haber ganado la batalla austral contra un imperio como el inglés, desconociendo la realidad de que estuvimos a punto de ganarla, si no fuera por el apoyo norteamericano. Y desconociendo también que Gran Bretaña perdió muchas guerras en su historia. Basta con recordar las conocidas «invasiones inglesas», ganadas por la decisión del pueblo argentino en inferioridad de condiciones semejantes. Se redujo una gesta histórica contra un enemigo también histórico, al hecho de la especulación política del gobierno militar, metiendo en la misma bolsa a Videla o a Galtieri con los ex-combatientes y el resto del pueblo argentino. En fin, se trató de profundizar la derrota de las armas con la derrota espiritual y cultural. Sin embargo, Malvinas sigue siendo un sentimiento muy profundo en nuestro pueblo. Quizás unos de los pocos que nos hagan sentir unidos como pueblo y como nación. Por ello, vale la pena recoger sus lecciones más importantes.

«La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias de Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional. La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes, y conforme a los principios del Derecho Internacional, constituye un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino». (Constitución de la Nación Argentina)»

Centro de ex Soldados Combatientes en Malvinas Mar del Plata
www.malvinasmdp.org.ar

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: