amardelplata, odiarlasierra

Scioli siempre nos da sorpresas. Tantos años de abandono de la zona y de repente… un parador, que si bien siempre reclamaron los comerciantes, nunca pensaron en un monstruo de casi 600 mil pesos, si no en su funcionalidad. Es decir algo, una cabañita, un localcito, un kiosco, pero que fuera atendido todo el tiempo por una persona que conozca la zona, que pueda orientar, guiar y recomendar al turista. Esa es la principal función. Y nada de eso ocurre con gente que viene de Mar de Plata, contratada por horas.

Ahora para aportar más a la confusión general, nos pone un cartelón de 30 mts de largo y unos 5 mts de altura, diciendo que esto es…Mar del Plata!!!

Desde que nació Nueva Sierra, venimos bregando desde estas páginas por la “identidad serrana”, de a poco muchos coincidieron y hasta el gentilicio “serrano” se nos pegó a todos. Empezábamos a entender nuestra historia y la conocíamos, nos hacíamos localistas. Celebrábamos el Aniversario de la fundación del Barrio como si fuera un pueblo normal, y decíamos que teníamos que dejar de ser un lugar de paseo dominguero para pasar a ser un lugar turístico. La diferencia es que vengan de la ciudad de paseo a pernoctar acá. Eso generaría movimiento económico propio, fuentes de trabajo e inversiones. Y así fue. Más de 30 complejos o cabañas que hoy funcionan, un hotel y decenas de comercios afines confirman esa teoría. La sierra tenía vida propia.

Claro, quizás en esos años no les importábamos, ahora que es un punto turístico reconocido provincial y nacionalmente vienen por nosotros, y así corrieron los límites de Mar del Plata hasta El Coyunco. Es al menos extraño que quienes se preocupan sólo por hermosear la costa se hayan enterado que existimos. ¿Por qué no pusieron el cartelón en la rotonda del Hipódromo que es donde empieza realmente el ejido de la Ciudad?
Colocar además una olita en el logo, es otra provocación. Habría que pintársela de verde y que parezca una sierra.

Pero ahora viene lo peor. Quisimos conocer el costo de la obra, luego de llamar a varias dependencias provinciales de La Plata, nadie sabe qué Ministerio lo encargó, ni qué organismo, ni por cuál licitación se contrató, ni qué empresa realizó la obra. Un misterio. Entonces recurrimos a dos compañías de cartelería publicitaria locales.
¿Cuánto cuesta un cartel así? Les preguntamos. Los precios variaron de 250 mil pesos a 300 mil. Por lo que podemos inferir que con los antecedentes del “parador” no deben haber pagado menos de 400 mil pesos. Un despropósito.

Los techos de la escuela, más médicos para la Salita (otro monstruo vacío), varias cuadras de pavimento, una ambulancia, más patrulleros y un sinfín de cosas que se nos ocurrirían hacer con casi 1 millón de pesos gastados entre ambas “obras” provinciales en nuestra zona, demuestran que a Scioli -que no puede entrometerse en un municipio si no tiene el aval, por lo que Pulti también es cómplice- sólo le preocupa su imagen, su avanzada naranja y el manto de impunidad que le dan los medios comprados.

1 comentario para 'amardelplata, odiarlasierra'

  1. Oscar Bau dice:

    Mejor que decir es hacer… decía uno que yo se. Acá en Sierras mucho bla bla compañero como decía Argentino Luna pero nadie hace nada!!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: