«La Provincia no paga a los contratistas, pero si hay gente para poner un cartel»

Pareciera que los problemas edilicios de las escuelas 49 y 13 comenzaron un sábado por la mañana, a sólo días de iniciarse, ya con demora por el paro docente, el ciclo lectivo 2012, pero la historia lleva años de reclamos, sólo que ésta fue la gota que rebalsó el vaso y la paciencia de los padres. Lo que es peor ya reanudadas las actividades aún hoy las instalaciones de ambas escuelas siguen siendo precarias hasta que no se les de una solución definitiva. Tanto el techo como las instalaciones eléctricas pueden volver a colapsar en cualquier momento ante una lluvia fuerte.

“Ingresamos a la escuela con un grupo de padres para hacer arreglos de detalles de aulas y otras cosas que habían quedado pendientes durante la semana, ahí nos encontramos con la escuela llena de humo”. Lo que sucedió, dijo Nora Vázquez, presidenta de la Cooperadora escolar, es que a raíz de unos arreglos de techos, membranas y tejas que se estaban haciendo en ese momento, se produjo una filtración de agua sobre la instalación eléctrica, lo que generó un cortocircuito y un posterior incendio de pequeñas dimensiones que fue sofocado rápidamente por los Bomberos Voluntarios. “Por milagro no se prendió fuego la madera. Ahora la escuela está totalmente inundada y en la planta alta se desprendió la mampostería”, explicó, al tiempo que dijo tener “indignación y vergüenza ajena por todo lo mediocre que hace el Consejo Escolar en las escuelas”. “Ahora no hay luz y el lunes no va a haber clases porque hasta que manden un electricista, quizás pasen dos meses más. Esto es un manoseo, una falta de respeto y una inoperancia total del Consejo Escolar”, arremetió

En ese momento denunciaron que le reclaman obras de infraestructura al Consejo Escolar desde octubre del año pasado “pero las empezaron a hacer ahora, cuando los chicos ya arrancaron las clases, pese a que el arquitecto que autoriza y controla la obra había aconsejado hacerlas durante el receso escolar”.
“Al final, por no arreglar cosas mínimas, se van acumulando, se terminan rompiendo otras cosas y se termina cayendo todo. El Consejo sigue con su burocracia mientras las escuelas se están desmoronando”, lamentó y admitió que la comunidad educativa entiende que la situación “ya llegó a un límite”. “Realmente estamos en estado de furia y seguramente vamos a sentarnos para consensuar qué vamos a hacer ante tanta inoperancia y falta de respeto hacia la niñez, el trabajo y la seguridad de los chicos” sentenció, anticipando de alguna manera las movilizaciones que luego se fueron sucediendo.

NADIE NACE PIQUETERO
Ante la impotencia y la falta de respuestas, los padres decidieron llamar a los medios, convocar a funcionarios y concejales y cortar el arco de ingreso al barrio.
En la protesta, padres y alumnos reclamaron que se acercara alguna autoridad del Consejo Escolar para dar explicaciones del estado deplorable del establecimiento educativo. Finalmente llegó al lugar el arquitecto del Consejo Escolar, Horacio Golomb, quien recorrió el edificio mientras dialogaba con Daniel Petagna, uno de los padres presentes en la escuela.
El arquitecto reconoció, que la solución definitiva al viejo y reiterado problema de filtraciones es realizar una cubierta completa de chapa a dos aguas y estar varias veces al año haciendo parches y reparaciones, pero que la provincia no dispone de ese presupuesto.
A pesar de la bronca y las inconsistentes justificaciones del arquitecto, chicos y padres volvieron a sus casas con la convicción de que en esa semana se terminarían las obras necesarias para que se vuelvan a reiniciar las clases.

INOPERANCIA
Una semana después del corte en el arco, la situación del edificio escolar, lejos de ir solucionándose fue empeorando con cada lluvia y continuaba sin reunir las condiciones mínimas de seguridad para que los chicos comiencen las clases.
Como consecuencia de la falta de obras y de la lluvia que cayó durante las primeras horas de la mañana del lunes19 de marzo, las autoridades de las escuelas N° 13 y 49 debieron suspender otra vez las clases ya que el edificio volvió a inundarse.
Frente a esas circunstancias, los padres de los alumnos y los propios docentes se concentraron en las puertas del establecimiento y desde allí marcharon hasta el Coyunco, donde cortaron una mano de la Ruta 226 durante varias horas y firmaron un petitorio solicitando el uso de las banca 25 y 11 del Concejo Deliberante y del Consejo Escolar, respectivamente..
Entre los movilizados también estuvieron la consejera escolar Claudia Píccolo, el concejal y miembro de la Comisión de Educación del HCD, Mario Rodríguez; y el vicepresidente del Comité local, Leandro Lavintman, quien hizo llegar la adhesión de la presidenta de la Comisión de Obras, Vilma Baragiola. Tras haber tomado conocimiento de la situación, los dirigentes políticos la calificaron “vergonzosa” y cuestionaron al gobernador Scioli.
HABLANDO DE INOPERANCIA
Cuando la protesta comenzaba a desmembrarse, se acercó al lugar el delegado municipal de Sierra, Juan Carlos García, quien propuso a los presentes utilizar de manera provisoria las instalaciones de la Sociedad Rural y evitar así que se sigan perdiendo días de clases. Se trata de galpones que también se llueven adentro, con baños e instalaciones eléctricas más precarias que las de la escuela. La alternativa alcanzada por el funcionario generó rechazo entre algunos de los manifestantes, quienes aseguraron que las condiciones del predio ofrecido tampoco son las adecuadas para la estadía de los niños.

INCOHERENCIAS
La elección del lugar no resultó azarosa, mientras manifestaban en la ruta, en ese preciso momento, siete operarios se encontraban armando la estructura metálica del cartel, prácticamente publicitario, que colocó el gobierno provincial en la rotonda.

Más allá de expresar su oposición a la instalación de la cartelería, los vecinos repudiaron que se designara personal para ese tipo de actividades y no para reparar una escuela.

Además, las más de cien personas que se habían concentrado frente al Coyunco criticaron que se hayan destinado más de 600 mil pesos en la construcción de un parador turístico pero, en cambio, no se invirtieran fondos para los arreglos que piden al Consejo Escolar desde, al menos, el año 2008.

“NOS ESTÁN TOMANDO EL PELO”
Por su parte, la presidenta de la cooperadora escolar, Nora Vázquez, lamentó la “mala organización” y “la burocracia” que existe en el funcionamiento del Consejo Escolar. “Armé una carpeta con el historial cronológico de notas que hemos presentado en los últimos cinco años. Desde el año 2008, por lo menos, estamos pidiendo que nos arreglen el techo pero nunca se hizo nada. No puede ser que no se garantice la seguridad de los chicos, esto ya llegó a un límite”, expresó. En ese sentido, reclamó a las autoridades del organismo provincial que “terminen con la burocracia” y “empiecen a hacer las cosas ordenadas” porque sienten que se les “está tomando el pelo”.

Más adelante, Vázquez dijo que las demoras en efectuar las reparaciones del techo del edificio residen en que “aparentemente, la Provincia no les paga a los subcontratados”. En contraposición, reflejó que “sí hay gente disponible para instalar un cartel en la Ruta 226”. “Me da fobia pensar que se gastaron 678 mil pesos en construir un parador turístico que no sirve de nada y no hay fondos para que una escuela pública a la que van cientos de chicos esté en condiciones. Estudiar es un derecho pero acá hay gente que no está haciendo su trabajo y está yendo en contra de ese derecho”, finalizó.

DIPUTADO PROVINCIAL PIDE EXPLICACIONES A SCIOLI
Otro que se hizo eco del reclamo fue el presidente del bloque de diputados de la UCR, Ricardo Jano, quien ese lunes presentó en la Legislatura bonaerense un proyecto a través del cual consultó al gobernador Scioli “si tiene registrado que ambos establecimientos marplatenses han solicitado desde el año 2008 el pedido de reparación de la infraestructura del edificio que comparten”. Asimismo, el legislador preguntó si la Dirección de Infraestructura de la Región 19 “inició actuaciones a fin de brindar solución a los reclamos de la comunidad educativa; si tramitó ante el Programa de Mantenimiento de Escuelas Rurales el arreglo definitivo de los techos e instalación eléctrica de sendos establecimientos; y si se tiene conocimiento del desprendimiento de cielorrasos y electrocución de paredes.” Por ultimo, instó al Ejecutivo provincial que detalle las “inversiones realizadas en el último lustro para el mejoramiento de las condiciones de funcionamiento de ambos establecimientos”.

En una gacetilla de prensa, Jano sostuvo: “La problemática que atraviesa la comunidad educativa de las Escuelas Primaria Nº49 y Secundaria Nº13 de Sierra de los Padres es de larga data y ampliamente conocida en el ámbito marplatense. Desde al año 2008 se vienen reiterando los pedidos para dar solución a las graves deficiencias edilicias de ambos establecimientos, ya sea ante el Consejo Escolar local, como a autoridades de órbita provincial”. Y criticó que, pese a los compromisos asumidos y las promesas efectuadas, “la situación no haya variado” e, inclusive, “se agrava a diario”.

SITUACIÓN PRECARIA
De a poco se fueron reanudando las clases por turnos y días, hasta que todas las aulas se pudieron volver a utilizar.
Pero la realidad es que aún hoy las instalaciones de ambas escuelas siguen siendo precarias hasta que no se les de una solución definitiva.
Tanto el techo como las instalaciones eléctricas pueden volver a colapsar en cualquier momento ante una lluvia fuerte.

1 comentario para '«La Provincia no paga a los contratistas, pero si hay gente para poner un cartel»'

  1. Esteban Javier Rico dice:

    Realmente es una verdadera verguenza la «des» política de la gobernación de Buenos Aires. Nos llamó la atención cuando llegamos el miércoles por la noche ver ese cartel luminoso que decía » Mar del Plata» cuando estábamos entrando a sierra de los padres. Scioli se preocupa por tener carteles que consumen energía pero no puede lograr que luego de un temporal se restituyan a tiempo los servicios públicos básicos.

    Creo que deberían hacer un reclamo más fuerte y quizás pintar una bandera que tape el cartel mencionado.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: