Mensaje del nuevo párroco

Estimada Comunidad:
Con una gran alegría me vengo preparando con entusiasmo para vivir junto a ustedes, el domingo 17 de junio a las 16hs, la celebración de toma de posesión de la parroquia N.S. del Pilar de Sierra de los Padres, que será presidida por nuestro pastor Mons. Antonio Marino. La providencia Divina siempre nos sorprende y nos propone caminos marcados por su amor, y desde esta propuesta de Dios en mi vida sacerdotal quisiera invitar a todos para comenzar este camino y tener el gusto y honor de conocerlos.
Durante estas semanas en que me despedí de Madariaga doy gracias por el cariño que me manifestaron. Quisiera, en esta nueva misión encomendada, compartir con todos los vecinos, con entusiasmo y fortaleza, un mensaje de paz y comunión que siempre da una riqueza espiritual en toda persona de buena voluntad.
En esta alegría de encontrarme con todos me espera una desafiante tarea de alcanzar todo el territorio que me es encomendado: partiendo de Santa Paula km 8 hasta la ruta nacional 2, por esta ruta hasta las 1500 quintas. Bordeando las 1500 quintas hasta el límite con Balcarce. Por este límite hasta el límite de Gral. Alvarado. Por este límite hasta el camino “Los Ortiz” y por este camino, bordeando la Laguna de los Padres hasta Santa Paula, ruta 226. Cuántas localidades se encuentran contenidas en estos límites, que con la ayuda de todos tendremos la alegría de compartir el anuncio del Evangelio uniéndonos como una sola familia en la gracia de Dios.
Estamos en un tiempo de cambio y de nueva experiencia, en la cual tendran a su disposición un padre, ministro de cristo, para escucharlos y acompañarlos espiritualmente con los dones que Jesucristo nos concede en su palabra y vida. Celebremos en confianza esta oportunidad de encuentro y que Jesús ilumine nuestro entendimiento para seguir en el camino de la verdad y del bien. Como Iglesia siempre iniciare tareas por el bien común y la dignidad de todos según las enseñanzas del Evangelio y valores que nos unen como vecinos, buscando espacios de diálogo junto a todos.
Ciertamente les pido paciencia en estos primeros meses para interiorizar la vida parroquial y comunitaria, para pronto poder dar respuestas en lo necesario a las actividades que puedan ser un alimento espiritual. Quisiera sobre todo continuar todo lo recorrido por los sacerdotes que estuvieron y el estimado Diácono Ignacio que junto a las comisiones, grupos pastorales y movimientos han mantenido la luz de cristo encendida en el corazón de nuestra querida comunidad y vecinos de la Sierra.

Que Jesucristo, nuestro Señor nos bendiga.

P. Enrique Luis Pio

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: