CUATRERISMO

Vecinos del barrio San Jacinto, al sur de Mar del Plata, advirtieron que en el transcurso de los últimos meses se registró el robo de al menos dos caballos y tres vacas lecheras que posteriormente aparecieron descuartizados en propiedades privadas de la zona. Sin embargo, aclararon que la sustracción y faenado de animales también es “moneda corriente” en Sierra de los Padres y Estación Chapadmalad, entre otros sectores rurales del Partido de General Pueyrredon. Ante la inquietud, los damnificados se reunieron con representantes de la Fiscalía General a quienes le expresaron la necesidad de que se creen áreas destinadas exclusivamente a la investigación de delitos rurales.
La modalidad es siempre la misma: ingresan al campo en donde están los animales, cortan el alambrado y se los llevan. Después de una intensa búsqueda, los propietarios sólo encuentran restos y cueros del ganado. Lo curioso es que los hallazgos tienen lugar en fincas privadas de barrios aledaños. Por eso Ester, vecina de San Jacinto, insiste en que pese a que tienen identificados a los autores del delito, “nadie hace nada”.
Ante el incremento del número de casos de cuatrerismo que se registró durante la primera mitad del año, más de medio centenar de vecinos de Estación Chapadmalad, Sierra de los Padres, Acantilados, San Jacinto, Playa Serena, Santa Rosa del Mar, Bosque Peralta Ramos, Parque y Valle Hermoso y Colonia Chapadmalal, empezaron a organizarse con el objetivo de pedir mayores controles y exigir que las denuncias radicadas en sedes policiales sean el puntapié inicial de investigaciones “serias”.
Tras expresarle su preocupación al Presidente del Foro Municipal de Seguridad, Miguel Gómez, lograron reunirse a principios de julio con integrantes de la Fiscalía General de Mar del Plata. En la oportunidad, el Dr. Ricardo Achinelli, en representación del titular del Ministerio Público Fiscal, se comprometió a trabajar en forma conjunta con los afectados para tratar de resolver la problemática. También acordaron volver a reunirse el viernes 3 de agosto.
Por su parte, Jorge Diez, uno de los daminificados por el robo de ganado, consideró que la charla que mantuvieron con las autoridades judiciales fue “muy positiva” porque “era la primera vez que los representantes de la Fiscalía General se acercaban al barrio, lo cual cayó muy bien entre la gente de la zona, que ya está desmoralizada”.
Según contó, el reclamo generalizado fue que se avance en la creación de una Fiscalía dedicada únicamente a la investigación de delitos rurales. La idea, explicó, es “evitar complicaciones” que conlleven a la falta de resolución de los casos. “Llegan denuncias a distintas Fiscalías, las causas no se unfican y la investigación se pierde. O, por ejemplo, me presento yo porque me mataron dos caballos y atrás viene una persona a la que le mataron a un familiar. ¿A quién atienden primero? Lógicamente, al familiar del fallecido, pero los caballos quedan atrás hoy, mañana y siempre”, fundamentó en declaraciones a 0223.com.ar.
Por último, Diez consideró que el hecho de que se haya empezado a trabajar en la cuestión es “algo histórico”, aunque reconoció tener ciertas reservas. “En el pizarrón está todo bárbaro, ahora vamos a ver qué pasa en la práctica”, sentenció.

Por Luciana Acosta

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: