Para comerte mejor

A fines del mes de Junio se realizó en el Zoológico y Parque Botánico de Sierra de los Padres, una intervención quirúrgica bucal a uno de los tigres de Bengala que allí habitan. Se trató de una operación que no tiene muchos precedentes en el mundo, y en la cual se le extrajo al animal salvaje un inmenso colmillo fracturado que le producía una peligrosa infección que amenazaba su vida dado que los antibióticos habían dejado de surtir efecto.

El paciente fue unos de los tigres recogidos en la ciudad de Alta Gracia, Córdoba, hace dos años donde fuera abandonado por un circo, tras la prohibición del trabajo de animales en espectáculos circenses. Durante meses el tigre estuvo decaído, no se alimentaba y el tratamiento ya no dio resultados por lo cual se determinó la necesidad de realizar la extracción.

La intervención constituyó un trabajo interdisciplinario realizado por dos dentistas, un veterinario y un biólogo, bajo la supervisión de profesionales de Fauna de la Provincia de Buenos Aires. La misma se prolongó durante más de hora y media y se inició con una riesgosa tarea: dormir a la fiera con un dardo anestésico disparado con una escopeta especial, esperar a que hiciera efecto y que asegurara el tiempo necesario para trabajar sin sobresaltos; esa tarea demandó 30 minutos de observación. El tigre, pese a ser dormido, fue amarrado con una red, asegurada a la camilla con tensores.

En la exitosa operación intervinieron dos prestigiosos odontólogos de Mar del Plata, los doctores Alejo Rodríguez y Miguel Vuotto, quien explicó que el animal tenía una fístula importante debajo del ojo y cerca del lagrimal, coincidente con algunas piezas dentarias del maxilar superior.
También dijo que, “como es difícil hacer un diagnóstico a estos animales, hubo que dormirlo totalmente y cuando pudimos ver la causa, comprobamos que el colmillo del lado izquierdo superior estaba con una fractura en 2 ó 3 partes, por lo cual decidimos extraerlo; primero limpiamos bien a fondo las herida, hicimos el lavaje correspondiente, con el lógico temor que el tigre cerrara su poderosa boca sobre nuestras manos…” Pero “por suerte todo se desarrolló de acuerdo con lo previsto y pudimos limpiar esas zona a fondo y después labramos el mismo trayecto de la fístula higienizándola con la medicación que utilizamos en nuestros consultorios; terminado ese trabajo hicimos un cierre de las heridas con sutura de nylon”.

Luego de la operación, los odontólogos y veterinarios estudiaron los pro y los contra de reponer la pieza dentaria inutilizada y aplicarle un implante de titanio (material tan duro como el acero), similar al utilizado en los dientes para seres humanos. Al respecto, el doctor Rodríguez expresó, “Vamos a esperar la cicatrización y después evaluaremos si de alguna manera se puede reponer la pieza dentaria que perdió. Hay que observar si se alimenta bien y si es imprescindible, volver a dormirlo, abrir la herida, colocar la base metálica para luego enroscar el colmillo de titanio, etcétera; la operación se puede realizar, pero ¿es necesario someterlo a todo ello, si come con normalidad? Mientras tanto observaremos la evolución, su cicatrización, la desaparición de la infección e iremos estudiando la anatomía por si es imprescindible realizar el implante. No es cuestión de torturar al animal por el ego de ser los primeros o tener 5 segundos de fama saliendo en los medios de difusión”.

Transcurrido un mes de la operación, el felino está en perfectas condiciones y come con normalidad. Ya recobrada la tranquilidad, al comprobar el éxito de la intervención y ante la reiteración de la pregunta por el implante, los doctores Rodríguez y Vuotto, terminaron reflexionando con un dejo de humor: “¿Cuántas personas hay que viven con 1 ó 2 dientes menos y que comen y mastican perfectamente? Ahora, si el Tigre es coqueto, por una razón de estética, entonces si tendremos que operarlo nuevamente y realizar el implante. Pero, por lo que hemos visto después de la recuperación, su compañera tigresa, lo acepta como es, con un colmillo menos”.

La noticia dada a conocer el 20 de Junio fue reproducida por algunos medios nacionales.

 

EL ROL ACTUAL DE LOS ZOOLÓGICOS
La extracción del colmillo, forma parte de la nueva temática vigente en muchos de los zoológicos del país, no sólo en lo que hace al mejor cuidado de los animales, sino que se preocupa por legarlos, sanos y salvos a las futuras generaciones.
El Zoológico de Sierra integra el “Proyecto Felinos Sudamericanos”, con establecimientos similares de Argentina y Europa, junto con prestigiosas universidades de España y nuestro país, cuenta con el patrocinio de la fundación BBVA. Este proyecto tiene como objetivo profundizar en el estudio de la fisiología reproductiva y desarrollar biotecnologías reproductivas para felinos amenazados de Sudamérica, con el fin de contribuir a mantener la diversidad genética de esas especies, tanto en poblaciones naturales como en las mantenidas en cautividad.

Una de las últimas tareas realizadas en conjunto, consistió en extraer espermatozoides de pumas y gatos de monte y colocarlos en herméticos tubos a bajísima temperatura; el material genético extraído podrá conservarse más de cien años y será utilizado, con técnicas de reproducción asistida, para asegurar la reproducción futura de estos animales. En este marco, se ha conformado un Banco de Recursos Genéticos de felinos silvestres de Sudamérica.

Si bien en el contexto mundial, América Latina se caracteriza por una enorme riqueza de ecosistemas y de especies, tanto de flora como de fauna, la crisis de la biodiversidad que supone la pérdida de especies a gran escala, debido al crecimiento demográfico de la especie humana y a la sobreexplotación de los recursos naturales, hacen que los esfuerzos de conservación se enfrenten a graves problemas sociales, económicos y ambientales.

Afortunadamente mucho ha cambiado en los zoológicos que, poco a poco, han ido reemplazando las rejas y las pequeñas jaulas de la época victoriana, por ambientes más amplios que intentan reproducir el hábitat natural.

Más allá del atractivo turístico, cabe destacar que el Zoo de Sierra de los Padres es un Centro de Rescate y Reproducción. Muchos de los animales que habitan son rescatados por Fauna del abandono o del cautiverio, y el mayor porcentaje por reproducción en el lugar, lo que convierte al zoológico en una verdadera estación de cría, que alberga fauna autóctona, exótica y de granja.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: