DYPRA INFORMA

Diarios y Periódicos Regionales Argentinos, quiere compartir la carta enviada por Paolo Rocca, Presidente de Grupo Techint, a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y la respuesta de la mandataria. Desde Dypra entendemos que la difusión de estos documentos tiene central importancia, en el marco de acciones tendientes a defender y garantizar tanto la denominada Ley de Medios como la declaración de utilidad pública de la producción de Papel Prensa S.A.

Buenos Aires, 7 de Septiembre de 2012
Sra. Presidenta
Dra. Cristina Fernández de Kirchner
De mi mayor consideración:
He leído y escuchado con preocupación los comentarios vertidos sobre Usted y por sus colaboradores sobre supuestas declaraciones mías relativas a la situación de la industria en nuestro país.
El día 3 de septiembre he participado de un encuentro con los miembros de la Academia Argentina de la Ingeniería, invitado para presentar mi punto de vista sobre la situación de la Industria. Este encuentro, organizado desde hace 6 meses, tuvo lugar en la sede de la Asociación, con la participación de 15 miembros, sin presencia de otros invitados o periodistas.
Las notas que utilicé para la ocasión fueron las siguientes:
1. La industria argentina ha crecido desde 1998 hasta hoy a una taza muy elevada, superior a la de cualquier otro país de la región.
2. El crecimiento de la producción ha sido acompañado por un aumento de la productividad también por encima de la de otros países.
3. La participación de la industria sobre el PBI es hoy mayor en Argentina que en México o en Brasil, y el país ha podido acotar los efectos de una “primarización” muy acentuada en la región.
4. La capacidad exportadora de la industria nacional se ha también incrementado, y su nivel de apertura hacia el mundo se ha duplicado en el período en cuestión.
5. A partir de la crisis mundial del 2008, y a pesar de que la industria Argentina ha podido mantener una tasa de crecimiento superior a la de Brasil, sus indicadores de competitividad se han ido deteriorando.
6. El incremento de los costos laborales, aún ajustado por el incremento en la productividad, ha superado la devaluación y este factor, en conjunto con la elevada presión tributaria, afecta la competitividad de las exportaciones industriales. He presentado los valores del costo horario de la mano de obra en nuestras instalaciones industriales de la región.
7. La incertidumbre sobre la disponibilidad y el costo futuro de la energía, puede afectar las inversiones industriales, y en los últimos meses vimos efectivamente una reducción en la importación de los bienes de capital que podrían ser un síntoma en esta dinámica.
8. La perspectiva a largo plazo para la industria nacional me parece muy positiva, por las oportunidades que ofrece una integración de las cadenas de valor en la agroindustria, por el acceso al mercado brasileño y por el efecto multiplicador del desarrollo de nuestro potencial energético.
Al final, contestando a preguntas de los presentes, transmití mi preocupación por la falta de coordinación en la gestión entre distintas áreas de gobierno en los últimos meses, y comenté las inversiones por más de 1,100 millones de dólares que las empresas del grupo Techint están realizando en todo el país, manteniendo un compromiso de largo plazo.
También transmití mi visión de que en el curso de esta década la industria nacional ha tenido una expansión formidable, pero mirando hacia adelante necesita más “profundidad” en su crecimiento, a través de una mayor integración vertical, inversiones en investigación y desarrollo, en automación, y en una expansión global que abarque también a la pequeña y mediana empresa.
Una periodista, que no logró acceder a la reunión, buscó información del contenido de la discusión de uno de los participantes, y lo elaboró a su manera, sin ningún contacto conmigo o con alguien de nuestra organización. Podemos tener diferencias de opiniones, pero no hacemos operaciones políticas y creemos en el diálogo abierto y transparente, en línea con lo que usted misma expresó en ocasión de la Conferencia Industrial del año pasado.
Señora Presidente, el grupo Techint tiene un profundo compromiso con nuestro país. Ha sido fundado por un inmigrante, Agostino Rocca, quien hoy descansa en paz en el cementerio de Campana. Ha crecido a lo largo de los últimos 65 años en Argentina y en el mundo, manteniendo una mirada a largo plazo, invirtiendo en sus instalaciones industriales, en recursos humanos, y en las comunidades que nos han sostenido a lo largo de este tiempo. Este es el camino que pensamos seguir hacia adelante.
Confiando en que la presente haya servido para aclarar mi punto de vista, la saludo con mi más distinguida consideración.

Paolo Rocca
Presidente & CEO – Grupo Techint

Olivos, 8 de Septiembre de 2012
Sr. Pte. de la Organización Techint
Dn. Paolo Rocca
De mi consideración:
He recibido en el día de ayer, vuestra carta referida –como Ud. mismo lo indica en el primer párrafo de la misma- a: “supuestas declaraciones mías relativas a la situación de la industria en nuestro país” (sic), ante 15 miembros de la Academia Argentina de la Ingeniería.
A continuación Ud. relata lo que habría dicho realmente en el evento señalado. Sabrá disculpar el verbo potencial que utilizo –que por cierto nada tiene que ver con la intencionalidad con la cual cierto periodismo utiliza dicha herramienta- y que solo se debe al hecho objetivo de no haber estado presente en dicha ocasión.
Sin embargo no puedo dejar de señalar que si bien comparto algunas de sus evaluaciones y disiento con otras –a partir de los concretos números de nuestra economía, de nuestra industria, y de los de su propio holding empresarial, en una de cuyas empresas el Estado Nacional posee casi el 26% de las acciones- no es éste el motivo que me mueve a enviarle la presente.
En efecto, sin perjuicio de diferencias y coincidencias, que por otra parte es natural que siempre existan, dado los lugares que ambos ocupamos, no puedo dejar de acordar con Ud. conceptualmente –y por ser objeto constante de estas prácticas seudo periodísticas- en el ante último párrafo de su misiva, en donde señala: “podemos tener diferencias de opiniones, pero no hacemos operaciones políticas y creemos en el diálogo abierto y transparente, en línea con lo que usted misma expresó en ocasión de la Conferencia Industrial del año pasado”.
También resulta revelador la primera parte de dicho párrafo cuando señala: “Una periodista, que no logró acceder a la reunión, buscó información del contenido de la discusión de uno de los participantes, y lo elaboró a su manera, sin ningún contacto conmigo o con alguien de nuestra organización”.
Como Ud. habrá observado, la nota a la que yo hice referencia públicamente –y que motivó la carta que Ud. me enviara- apareció en el diario Clarín del día 5 de Septiembre del corriente, Pág. 22.
La misma carece de firma, por lo que hace directamente responsable de lo publicado a la Dirección de dicho diario. Aclaro esto para no caer en la tentación, fácil o cómplice, de creer que todo es responsabilidad de algún periodista sin códigos.
Finalmente, me siento con la obligación de comunicarle a Ud. que daré carácter público a ambas cartas. La suya y la mía. En la comprensión de que las instituciones sean privadas –como la que Ud. preside- o públicas, como en mi caso, como así también los más de cuarenta millones de argentinos, merecen tener acceso a una información veraz y sobre todas las cosas:
Conocer los “modus operandi” de cierto monopolio –éste sí de carácter ilegal- que aún subsiste en nuestra querida Patria.
Sin más, saludo a Ud. con consideración.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: