Misa en acción de gracias por el Día del Inmigrante

El domingo 2 de septiembre último la comunidad de la Parroquia Nuestra Señora del Pilar celebró misa en acción de gracias por todas las familias que por diversas circunstancias debieron formar parte de las corrientes migratorias, en este caso por todos aquellos hermanos que dejaron su país de origen para venir a radicarse a nuestra tierra y donde conformaron sus familias, trabajan, y día a día van acompañándonos. Hoy son ellos, alguna vez fueron los padres o abuelos de muchos de nosotros. La misa que fue presidida por el Cura Párroco de Sierra Presbitero Enrique Pío también contó con la presencia del Delegado Municipal Juan C. García y representantes de comunidades de países vecinos y de la Unión Aragonesa. La misa concluyó con la colocación en el frente de la iglesia de banderas de las distintas naciones que participaron del festejo, las que fueron bendecidas junto a todas las familias asistentes.

4 DE SEPTIEMBRE: DÍA DEL INMIGRANTE
En esta fecha se recuerda el 4 de Septiembre de 1812 cuando el primer Triunvirato firmó un decreto que decía «(…) el gobierno ofrece su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio (…)» De esta forma la República Argentina abrió sus fronteras a los inmigrantes de cualquier parte del mundo que quisiesen vivir en este suelo.
La Constitución de 1853 en su Prólogo, también hace referencia a «todos los habitantes del mundo que quieran habitar el suelo argentino».
La llegada de los inmigrantes al país respondió a patrones mundiales de flujos de población. La mayoría de ellos abandonó su patria lanzándose literalmente a la aventura, pues ignoraban casi todo de su lugar de destino. Así la Argentina creció en forma notable desde 1869 hasta 1914.
En 1869 contaba con 1.737.676 habitantes, en 1895 había 3.954.961 y para 1914 tenía 7.885.237 habitantes.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: