Fuera del área de cobertura

Llega el verano y se hace más evidente la falta de servicios en toda la zona, principalmente el problema de la limpieza, las falencias en la recolección de residuos y la falta de corte de pastos.
Uno de los principales problemas que genera esta situación está a la vista de todos los vecinos que, aún antes de que se empiecen a sufrir las más altas temperaturas, ya pudimos observar la gran cantidad de insectos, principalmente moscas, mosquitas y mosquitos, que hay en toda la delegación y que tienen su origen en la acumulación de basura, en los pastizales y en los depósitos de agua.
El municipio percibe una tasa específica, la tasa de servicios urbanos, a fin de brindar los servicios de alumbrado, recolección de residuos, limpieza y mantenimiento de la vía pública y tiene una suerte de monopolio en la prestación de los mismos, ya que por ejemplo nadie puede elegir quién va a retirar su basura, el municipio es el que presta el servicio o elige a la empresa que lo hará en su nombre, la cual en el caso específico de nuestra municipalidad se lleva un importante porcentaje del presupuesto.

Las tasas aumentan año tras año y aumenta la presión fiscal pero los servicios siguen en baja, mientras desde la municipalidad recriminan la falta de cumplimiento de los contribuyentes.
Podríamos desglosar los servicios que debe brindar el municipio y no encontraríamos uno solo en que se esté cumpliendo acabadamente con la contraprestación debida.
Respecto de la iluminación más allá de que algunos barrios hayan sido agraciados por determinadas obras, la situación no dista del resto del Partido de General Pueyrredon, donde cuando empezamos a alejarnos de las zonas céntricas todo se queda en una gran oscuridad, esto además trae un peligro inminente en materia de seguridad, ya que es mucho más fácil cometer delitos en zonas poco iluminadas, cumpliendo además el alambrado público una función disuasiva.

Es innegable que la recolección de residuos en la zona es escasa, no tiene la frecuencia que la población actual requiere y como ya se ha dicho en más de una oportunidad, los camiones recolectores al irse de los barrios no retiran la totalidad de los residuos, lo que genera una situación ideal para la proliferación de insectos y roedores. Además con la falta de recolección se han generado basurales en la mayoría de los barrios, que conllevan un gran peligro no sólo en materia de higiene sino ante posibles incendios.
El mantenimiento de los cortes de pasto a cargo en toda la delegación de las sociedades de fomento se hace imposible ante las deudas que mantiene el municipio con esas entidades, se ha hecho pública hace algunos meses la situación en particular de la Sociedad de Vecinos de Sierra de los Padres que aún no se ha regularizado, el municipio no se ha hecho responsable de la cuestión, ni ha intentado suplir las labores que realizaba a su propio costo la entidad, el resto de los barrios están en situaciones similares y tratando de hacer frente a las necesidades de mantenimiento en la más absoluta escases de recursos, sin contar que la situación es aún más grave en los sectores donde la sociedad de fomento no tiene convenio con el municipio, como es la amplia zona de La Peregrina.
Además no tenemos barrido, ni limpieza y son contadas con los dedos de las manos de un solo vecino las calles que tienen algún tipo de mantenimiento, más allá de que algunos manifiestan que preferirían que no pasen porque cuando lo hacen sólo complican más las cosas.

Así estamos en la zona, sin servicios, sin embargo con este nuevo presupuesto vendrá un nuevo aumento de tasas que también afectará a nuestra delegación, sería bueno recordarle al municipio que no se trata de un impuesto, que tiene que tener una contraprestación y que en la zona desde hace tiempo las estamos esperando.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: