Un templo al dios Baco

El 16 de marzo pasado hubo un acontecimiento especial para la Sierra. Es que Norita con su Vinoteca de Buena Cepa inauguró en pleno centro su nuevo, más amplio y glamoroso local en la intersección de las calles Arturo y Argentina.
Se descorcharon varios vinos de diferentes bodegas, acompañados de tablas de quesos con higos, uvas y otras delicatessens al son de la música de La Orillera Tango Reviews y el Coro de la Sierra. Más de cien personas desfilaron por el nuevo point serrano ese día de reapertura.

“Conté con la ayuda de clientes, vecinos y amigos que me dieron una mano para poner este local en condiciones” explicó Nora, su dueña, para agregar “Ellos, la Sierra y yo misma necesitábamos un lugar así” remató.
Y es cierto, porque ahora con más espacio tiene pensado organizar degustaciones, charlas y cursos de la mano del eximio enólogo y vecino Daniel Masera.
La otra novedad es que ahora podemos hacer nuestro ‘after office’ en la misma Vinoteca cuando volvemos del trabajo y probar una copa de nuestro vino preferido, al paso, en un cálido ambiente y distendidos.

Pero como no sólo de vino vive el hombre, el lugar también cuenta con una variedad de cervezas artesanales y muy pronto se podrán recargar allí los botellones del nórdico elixir. También se ven en sus estantes whiskys y licores de todo tipo.

Por último Norita quiso agradecer especialmente a “Fabián Orsatti que desinteresadamente me dio la posibilidad de hacer base en este sitio”.
En definitiva un lugar especial, un templo al dios Baco para venerar a la más noble y antigua de las bebidas de los pueblos, otro de los rincones que sin duda los serranos nos merecemos.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: