Santa Paula “Queríamos recuperar este espacio que le dio tanto al barrio”

En la última edición de Nueva Sierra publicábamos que un grupo de vecinos de Santa Paula convocarían a través de una nota al Presidente y al Tesorero de la Sociedad de Fomento para intentar un acercamiento y solicitarles la convocatoria a una asamblea para regularizar la situación de la entidad. Desde ese momento todo fue cuesta abajo, a pesar de estar notificados, los fomentistas no se presentaron y eligieron atacar por diversos medios a los vecinos que se autoconvocaron.
En una nota la ex secretaria de la Asociación, María José Giacalone, explicó algunos de los eventos posteriores a la convocatoria, “en una publicación de Facebook en la página de la Sociedad de Fomento, Cesar Rodríguez, que es el administrador de la página, manifestó que se pagaron la luz de la entidad, la limpieza del tanque y la carga de los matafuegos (las cuales constatamos que están vencidas) pero no dice qué hicieron con los fondos de los alquileres para las reuniones de los galgueros, fiestas privadas y otros eventos. Más allá de eso tampoco entienden que no pretendemos venir a revisar lo que hicieron o no hicieron, queríamos una sociedad de fomento abierta nuevamente a la comunidad y no sólo para quién pudiera pagarla”.
En este sentido manifestó que “Los vecinos son testigos del vaciamiento de la entidad, está desmantelada, en la reunión algunos contaban que vieron cómo se llevaron algunos de los bienes, las fiestas que se realizaron y que, a pesar de cobrarse importantes sumas, no le dejaron nada a la asociación”.
“Rodríguez, dice que no quiere llamar a asamblea y que se forme una nueva comisión porque a él la entidad le debe mucha plata, en primer lugar no debió dejar que se acumularan deudas, mientras los vecinos se quejan de que no los dejaban pagar las cuotas, debió manifestarlo antes y convocar en fecha a una asamblea para buscar soluciones, en segundo lugar tampoco explica de que es todo ese supuesto dinero ni muestra las cuentas, se limita a poner excusas y ensuciar a gente que no se lo merece, porque mientras la institución funcionó se le dio todo el apoyo, pero es eso, una institución, se confunde si piensa que es el dueño.”
“No dejo de reconocer que la Sociedad de Fomento tuvo una época muy buena, pero lamentablemente desde hace unos años a esta parte todo se vino a pique”.
“Por ejemplo, se la agarra con la directora de este diario porque nos hizo una nota informando de la reunión, cuando yo vi la cantidad de páginas que nos dieron cuando la entidad hacía fomentismo real y era ejemplo para las entidades de la zona, es una lástima que en lugar de ver eso se sienta atacado, porque nosotros no empezamos un ataque, teníamos la necesidad de trabajar para recuperar la entidad, este espacio que le dio tanto al barrio” concluyó.