Hasta siempre Nora

En la madrugada del miércoles 31 de mayo despedimos a la querida vecina Nora Beatriz Torres, quien desde hace muchos años servía voluntariamente en la Parroquia Nuestra Señora del Pilar de nuestro barrio. Allí se la podía encontrar haciendo distintas tareas, como la limpieza del templo para prepararlo y ornamentarlo para las misas. Cubrir el Ministerio de guía durante las celebraciones o desde la catequesis acompañando con amor a familias y niños que se preparaban para recibir la Primera Comunión y Confirmación. Los que la conocimos vamos extrañar el amor y alegría con la que se la podía ver siempre sirviendo a los que la requerían.

Otra pérdida de una querida vecina que seguramente añoraremos todos en Sierra, y en especial su esposo Antonio, sus hijos Pablo, Valeria y Alejandra. Adiós Nora