El municipio desarticuló una fiesta clandestina

El Municipio desarticuló una fiesta clandestina en Sierra de los Padres, el operativo estuvo a cargo de la Subsecretaría de Inspección General, a través de personal de los departamentos REBA, Higiene Acústica y Nocturnidad. El salón carecía de habilitación municipal para tal rubro. El aviso lo dio el delegado Ricardo Gabbin, quien prestó colaboración con inspectores de la Delegación.
Los inspectores labraron un acta de intimación a no desarrollar actividades bajo apercibimiento de clausura, dado que “el lugar carecía de habilitación municipal correspondiente”. También dejaron una cédula de notificación con la plena vigencia de las ordenanzas N° 12032/33 y 17817 que legislan los ruidos molestos.
A su vez, personal del departamento REBA procedió a labrar un acta de Inspección Preventiva notificando el impedimento del desarrollo de actividad comercial y la comercialización de bebidas alcohólicas, con referencia a las ordenanzas y leyes en vigencia (Ordenanza N° 20054 habilitación municipal), y las leyes de alcohol (Ley Provincial 13178) y N° 14050 (licencia para la comercialización de bebidas alcohólicas).