La Escuela Secundaria Nº 68 de Laguna de los Padres pide la construcción de un edificio propio: “Sólo falta la voluntad política”

En diciembre de 2016, la problemática de la falta de vacantes en las escuelas de la zona llegó de manera directa a la gobernadora gracias a un grupo de docentes y alumnos de la Escuela Secundaria Nº 68 de Laguna de los Padres. Luego de enviarle una carta a la gobernadora María Eugenia Vidal, la esperaron cuando ingresaba al Museo Mar. Le contaron que en la escuela de Laguna de los Padres los alumnos de sexto reciben clases en el comedor. Y que no había espacio para ubicar a los 57 chicos que ya se habían inscripto para ingresar a primero, “necesitamos dos aulas más” le dijeron. Además resaltaron la problemática de la falta de vacantes en todas las escuelas de la zona. Vidal se comprometió a leer la carta y analizar el reclamo.
En septiembre de 2017, después de 10 años de reclamos la “solución” “precaria y transitoria” fue enviar dos aulas móviles, ya desde Suteba advertían que las denominadas aulas móviles “no son más que containers con mobiliario”, una alternativa que “está prohibida por que no contemplan las medidas de seguridad”.
Un año después, otra vez vuelven a reclamar y van por más, con un verdurazo frente al Consejo Escolar padres, profesores y alumnos piden la construcción de un edificio propio.
Todo el proceso administrativo para la construcción del edificio ya está hecho, están los planos y el lugar para construirla, “sólo falta la voluntad política”.
La delegada del Suteba acotó que “el problema puntual es que no hay lugar en ninguna escuela secundaria de la zona para recibir a los chicos”. A su entender, la zona está en “una situación de emergencia”. “Necesitamos aulas. Si seguimos así, no se podrá garantizar la escolaridad”, alertó.