Arco y flechas

La Sociedad de Vecinos terminó la remodelación del arco de entrada, proyecto que oportunamente fue puesto a consideración para consensuar con vecinos y otras entidades del barrio durante varias reuniones. Después de 68 años de la fundación de la Ciudad Jardín, los que poco o nada hacen, critican y discuten el nombre. Puede haber un error al colocar dos palabras que en sí se contraponen, pero lo hicieron y ciertamente lo mejoraron. Sierra de los Padres abrió sus puertas el 6 de enero de 1959, hecho grabado en el muro de piedra de la plazoleta del mástil “Nace en este lugar de la Sierra de los Padres una Ciudad Jardín y como símbolo de su fundación se erige este Mástil desplegándose al cielo la bandera Argentina para que desde lo alto ampare oriente e ilumine la vida de la nueva ciudad”.
En enero de 2015, recordando los 65 años de la fundación de Sierra decíamos que cualquier pueblo, cualquier ciudad festeja su fundación, que hasta algunos tienen feriados esos días, recordábamos las palabras del ex Intendente Daniel Katz “algunos creen que la historia empieza cuando ellos llegan”. Y sugeríamos que es importante conocer la historia y recordarla para no repetir los errores.
La primera vez que se festejó un aniversario fue para los 50 años, en el 2000. La fecha que se tomó como fundación la explicó muy bien uno de los mentores de la llamada “Ciudad Jardín”, Roberto Natalio Bonzo, durante esa celebración en una parte del discurso dijo: “Sierra de los Padres fue pensada primeramente como un Country o un barrio cerrado, tan de moda ahora, pero la voluntad férrea de Don Alfredo Cobos hizo que esta Ciudad Jardín fuera abierta a todos los marplatenses y turistas -ya que según sus propias palabras- no se debía privar a Mar del Plata de este hermoso pulmón verde”.
Así fue como el 6 de enero de 1950 se abrieron las puertas del barrio que se estaba levantando, a todos los que quisieran disfrutarlo, lo que quedó tallado en el muro de piedra de la plazoleta del mástil.
Hoy ante la tarea de remodelación del arco de ingreso al barrio realizada por la Sociedad de Vecinos, después de 68 años de la fundación de la Ciudad Jardín, los que poco o nada hacen, se sentaron a criticar y discutir el nombre.
Es cierto que en su nombre hay un oxímoron -Figura retórica de pensamiento que consiste en complementar una palabra con otra que tiene un significado contradictorio u opuesto-, tal vez en su afán de no querer reconocerse como ciudad desprendiéndose de Mar del Plata, pudieron cometer un error, sobra la palabra barrio, pero sólo se equivocan los que hacen y generalmente critican los que sólo observan.

Desde la entidad agradecieron a los vecinos “que se vieron afectados en varias oportunidades por encontrar el acceso cerrado, a todos los que colaboraron en su construcción aportando su trabajo, herramientas o conocimiento y también de los distintos integrantes de la Comisión Directiva que en muchos casos descuidaron sus propias actividades para dedicarle muchas horas a este proyecto”.
Además informaron que fue un proyecto “que tratamos de consensuar con todos organizando reuniones informativas y de intercambio de opiniones con vecinos y otras entidades del barrio”. Y explicaron que “Existía una estructura previa que respetar y un presupuesto como siempre escaso y esperamos haber logrado algo superador. Ahora queda tal vez, lo más difícil. Cuidarlo y respetarlo como lo que es, el acceso a nuestro barrio!! Les pedimos que nos ayuden en esta pequeña gran tarea que es de todos!”
Por último a modo de invitación concluyeron “Recuerden que estamos abiertos a peticiones y proyectos en pos del bien de nuestra comunidad. Empecemos a actuar en conjunto, aunando esfuerzos todo es posible!”

2 Comentarios para 'Arco y flechas'

  1. Rodolfo Alberto Paladino dice:

    Excelente comentario…

  2. Daniel Hadis dice:

    Excelente!

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: