Editorial: Cuánta paciencia….

Algunos podrán pensar que somos insensibles si criticamos aunque sea un poquito el nuevo proyecto para perros del Intendente a sólo metros de la orilla de la laguna y con una vista privilegiada, y ocupando un lugar que se restauró sin fondos municipales porque muchos vecinos y comerciantes colaboraron porque era una lugar “histórico”.

Por eso queremos arrancar explicando dos cuestiones, en primer lugar no nos parece mal la creación de un centro veterinario de atención transitoria mientras les buscan familia a los perros abandonados, es más nos parece excelente, porque creemos que no debería haber ni uno solo suelto en la calle, y no es porque no amemos a los animales, todo lo contrario, es porque estamos seguros que aquellos que les permiten andar libremente sueltos NO los aman porque NO los cuidan.

Habiendo aclarado el primer tema, queremos preguntarles, a Ustedes no les pasa que los emojis les resultan cada vez más indispensables para expresar algunas sensaciones. En WhatsApp es una papa, pero acá… Quisiéramos ahora mismo poner a esa señora o señor con la mano en la cara como diciendo ¡Dios mío! Cuando escuchamos con nuestros propios oídos al Intendente hablar de hotel para perros para dar un servicio más a los turistas.

Es increíble que un anuncio tan tirado de los pelos, haya sido uno de los más replicados por los medios en los últimos días. Probablemente todos los candidatos deberían pensar en alguna propuesta de campaña que tenga que ver con esto. No se preocupen por las escuelas, más de 40 establecimientos inundados en las últimas lluvias, sí, decimos lluvias porque no fueron huracanes ni ningún otro fenómeno extraordinario -acá quisiéramos poner la manito con los dedos cruzados-. Entre las 27 obras de riesgo que había que hacer antes del inicio del ciclo escolar sólo se concluyó una-acá pongan el emoji que prefieran-.

Otro tema, la Comisaría de la Mujer ya quedó chica, cómo decirlo sin herir los sentimientos de los que están convencidos que sólo alcanza con las buenas intenciones, dejemos claro que ya la tenemos y eso es más que buenísimo. Pero queda chica y eso seguro es porque hacía mucha falta, lo que también resulta lamentable -carita de tristeza-.

Pero qué pasa con la planificación, con proyectar y ejecutar en serio, pensando un poquito a futuro, ya no hablemos de 20 años, meses tiene la comisaría -muchos emojis mediante-, podríamos decir que somos vírgenes, refiriéndonos a la zona, claro, y que estamos siendo…. mancillados con cada proyecto que traen para tapar sus propios baches, no los nuestros. Sin pensarlo, sin planificarlo, sin los recursos ni materiales ni humanos necesarios o al menos suficientes.

No entienden que no somos Mar del Plata, que Mar del Plata termina en un arroyo que divide la jurisdicción de una “Delegación” que se llama Sierra de los Padres y La Peregrina, que tenemos problemas y necesidades diferentes a los de una ciudad a la que no pertenecemos, que sólo se lleva nuestros recursos y nuestro futuro y que nos trae sus problemas o las soluciones a sus problemas y no a los nuestros. ¿Hasta cuándo? -Y acá pondríamos una manito cerrada con el dedo mayor hacia arriba-.

Miriam Leo
miriamleo@sierradelospadres.com.ar

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: