Tiempo de descuento, EDEA promete redes nuevas en 30 días

Tal como habíamos anticipado en nuestro número anterior, el pasado 8 de marzo un grupo de vecinos autoconvocados, se apersonó en las oficinas de la Empresa EDEA para iniciar el trámite administrativo de reclamo por “el deficitario servicio que presta en la zona” esa distribuidora de energía. El mismo fue avalado por 554 firmas de usuarios con número de cuenta y además fue presentado en otros organismos de control.

La iniciativa se formalizó luego de una reunión el 2 de marzo, en una confitería céntrica, de unos 20 vecinos que decidieron autoconvocarse por el bien de todos y ante el espanto de soportar decenas de cortes de luz de improviso que trajo cientos de trastornos a los usuarios serranos. Allí a partir de un borrador elaborado por el vecino Gabriel Sapienza, que se pulió entre todos, se decidió ponerlo a consideración de los vecinos en un kiosco de la Av. Argentina, para que con su firma y cuenta avalaran el reclamo. En apenas 5 días se lograron 554 firmas gracias a las cadenas de WhatsApp, las redes sociales y la bronca generalizada.

Entre sus considerandos el reclamo colectivo expresaba “Dejamos constancia de la situación insostenible en Sierra de los Padres, Gloria de la Peregrina, barrio El Paraíso, barrio Villa María del Mar, Colinas Verdes norte y sur, El Dorado, en lo que respecta a los reiterados cortes de luz, que afectan tanto al desarrollo cotidiano de vida en hogares (muchos de ellos sin gas natural que utilizan la electricidad como calefacción, refrigeración, cocina, etc.) como así también en comercios de la zona, que ven afectada su actividad comercial…” y agregaban “Los cortes de luz son inesperados, reiterados y prolongados. Suceden en cualquier condición climática (con o sin lluvia, con o sin viento, de día y de noche).” Además, aseguraban “Estamos convencidos de que los mismos se deben a falta de inversión y o de personal por parte de EDEA y responsabilizamos a la misma por no cumplir con sus obligaciones como empresa proveedora de electricidad. Dejamos constancia que, de no recibir respuesta con explicación de los hechos por parte de la empresa, y si no se garantiza el correcto servicio (que todos abonamos con mucho esfuerzo en tiempo y forma), iniciaremos acciones legales, individuales y colectivas, contra EDEA.”

La misma nota fue presentada ese día al órgano de control OCEBA, a la Municipalidad de General Pueyrredon, la Defensoría del Pueblo del municipio y de la provincia, además de la Cámara de Comercio de General Pueyrredón (UCIP). Esta misma entidad solicitó, en defensa de los comerciantes, explicaciones a la compañía.

EL CHAMUYO DE EDEA
La empresa distribuidora si bien acusó el golpe, salió a tapar la acción colectiva con marketing. En primer lugar, mandando cientos de mails a todos los usuarios serranos de que se iba a cortar la energía de forma programada uno o dos días específicos, cosa que nunca sucedió, aunque si los mismos cortes de siempre, de noche, un fin de semana y sus tres o cuatro horas que dura para que la “guardia” venga a repararlos.

Al mismo tiempo ya que algunos medios de Mar del Plata se habían hecho eco del asunto salieron con una patética gacetilla diciendo que “EDEA ha iniciado la reestructuración de su red eléctrica en Sierra de los Padres, que incluye el recambio de líneas y postes, como así también tareas de poda intensiva”. Ni Neruda se animó a tanto.

Mientras desde la Delegación de OCEBA informaron que ellos aquí no tienen técnicos ni ingenieros, por lo que trasladaron el petitorio de los vecinos a La Plata, donde está la sede central del organismo y que ya tiene hasta número de legajo, 9427/19, por si alguno quiere seguirlo porque el 21 de marzo comenzó a circular.

Como corolario desde EDEA le respondieron a la UCIP el pedido de informes, diciendo “Entre otros trabajos se reemplazarán 6.000 metros de línea de media tensión, con conductores desnudos por conductores aislados, en zonas donde la acción de los arboles es el principal inconveniente” y agregaron “Estos trabajos demandarán aproximadamente un mes puesto que para su instalación hay que cambiar los postes, debido a las características de la nueva línea”. Ahora resulta que la culpa es de los arbolitos que tienen más de 70 años desde que se fundó el Barrio, y que como dijéramos en el número anterior la vida útil de los cables es de 40 años. Vaya si tuvieron tiempo en 25 años de concesión de reinvertir y cambiarlos.

Ahora solo resta esperar menos de un mes y ver pasar a diestra y siniestra camiones de EDEA con miles de metros de cables y postes nuevos y operarios trepados a los árboles podando, con el correspondiente permiso de arbolado urbano, como hacemos todos los mortales.

Mientras tanto los vecinos siguen movilizados, para aquellos que quieran sumarse pueden llamar a Marcelo Pérez al 223 4241514 o escribirle al correo electrónico marceloguillermoperez@gmail.com.

(Pedimos disculpas a nuestros lectores, esta nota iba a ser más extensa, pero cuando nos disponíamos a concretarla… se nos cortó la luz)

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: