Golf acuarentenado

Como a nuestra aldea, la ciudad, la provincia y el país, la pandemia que descolocó al mundo hizo también impacto en nuestro Club de Golf. Si en esta situación nos cuesta mantener nuestros jardines de apenas unos metros cuadrados, imaginemos lo que significa preservar reglamentariamente 40 hectáreas de un campo de ese deporte sin actividad ni ingresos más que las cuotas sociales.
“Nosotros tenemos que seguir manteniendo la cancha, pagarle a los empleados, los servicios, es un situación desesperante” nos relató el Presidente del Sierra de los Padres Golf Club, Héctor Champonois. “Encima de todo esto en marzo habíamos empezado la obra del riego automatizado por computación de los 18 hoyos y es una obra por contrato que no se puede parar” reveló el directivo del Club.
Hace más de un mes mandaron un protocolo para el inicio de la actividad a la Provincia, ya que entienden que el juego no implica contacto físico, cada deportista utiliza sus propios equipos, los vestuarios y la confitería podrían estar cerrados y las salidas podrían ser de dos a no más de tres golfistas.
-¿Uds. pidieron al EMDER el subsidio para los clubes barriales? Quisimos saber.
-No, nosotros lo que pedimos a Nación fue el pago del 50% de los sueldos de los empleados como la mayoría de las empresas, fue aprobado y se está percibiendo en tiempo y forma, reveló Champonois y agregó, lo más importante acá es priorizar la salud, eso lo tenemos muy claro, pero está muy complicado, como cualquier comercio o industria, y aunque para algunos nuestro deporte sea algo superfluo o secundario, atrás hay una infraestructura que mantener para más adelante, concluyó el Presidente.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: