35 años al servicio de la gente

En el mes de Octubre la Asociación de Bomberos Voluntarios de Sierra de los Padres festejó en una ceremonia y cena íntimas su 35 aniversario de la fundación.
La idea de formar un Cuerpo de Bomberos surge en el verano de 1975, luego de un gran incendio forestal en el barrio. Preocupados por estos hechos y sabiéndose alejados de cualquier tipo de asistencia, la asociación fue fundada por un grupo de vecinos el 9 de Octubre de 1977. Allí comienzan con más voluntad que elementos, ya que sólo contaban con una vieja autobomba remolcada por un vetusto camioncito con tambores de 200 litros.
Si bien mucha agua ha corrido en muchísimos incendios en estos 35 años, y a pesar de los avances que se han realizado, todos los esfuerzos que se hacen no alcanzan para modernizar el equipamiento y poder estar a la altura de las nuevas tecnologías y de las capacidades de los hombres y mujeres que integran el cuerpo y que hoy se forman permanentemente para asistir a todo tipo de siniestros. De todas formas en la actualidad cuentan con 3 autobombas, una unidad de recate, una ambulancia, una unidad de apoyo logístico y un cuatriciclo.

Hoy los Bomberos de Sierra hacen mucho más que apagar incendios, su jurisdicción abarca más de la tercera parte del Partido de General Pueyrredon, cerca de 64.000 hectáreas, en las que habitan más de 40.000 personas. El trabajo de todos sus miembros es voluntario y gratuito, constituyéndose, ya que en Mar del Plata el cuerpo de Bomberos depende de la Policía Bonaerense, en el único Cuartel de Bomberos Voluntarios del Partido de General Pueyrredon.

 

NUEVE NUEVOS
Este aniversario sorprendió al cuartel con nueve nuevos bomberos, algunos de ellos de la zona, otros de Mar del Plata, chicos y chicas que destinan gran parte de sus horas libres a una actividad absolutamente solidaria y altruista, en la que además de cumplir servicios, siempre deben estar formándose, estudiando y especializándose en las técnicas para afrontar la más amplia variedad de siniestros.

 

QUÉ HACEN
Estas son algunas de las tareas que realizan, muchas veces incluso poniendo en riesgo sus propias vidas en el desempeño de una actividad voluntaria y gratuita para la víctima que recibe el servicio. Extinción de incendios en viviendas, industrias y vehículos, incendios de plantaciones agrícolas y forestales. Actuación en salvamentos, auxilios y rescates en accidentes en ruta y vehiculares en general, liberación de atrapados vehiculares, rescate de personas en desastres naturales como inundaciones o derrumbes, rescates en pozos y en las sierras, búsquedas, animales en peligro y peligrosos.
Además, las tareas de prevención de peligros públicos, apuntalamientos de estructuras que presentan riesgo de caída, retirada de objetos que imposibilitan el paso por las vías de comunicación, árboles caídos, líneas eléctricas, cables caídos o derrames de aceite o sustancias químicas, escape de gases o líquidos peligrosos explosivos o corrosivos, y hasta bajan gatitos y niños traviesos atorados en algún árbol.

 

QUÉ PAGAN
El sostenimiento de un cuartel de bomberos y su crecimiento depende casi exclusivamente del apoyo y el aporte de la comunidad a la que asiste. Los gastos fijos son enormes, el único servicio que el cuartel no paga es el agua. Pero paga la luz, el gas, los teléfonos, combustibles, lubricantes, reparaciones, mantenimientos, service, viáticos del personal de guardia las 24 horas, cursos de capacitación en el país y el exterior, viajes a reuniones zonales, regionales y provinciales, aportes a la federación, honorarios de contadores y hasta de abogados y muchas, muchas cosas más.

No es una institución más de la zona, es la que asiste a todas y a todos, es la única que está las 24 horas del día, los 365 días del año para lo que la necesitemos.

Feliz cumple!!! y gracias por todo.

 

INCOHERENCIAS
La mayoría de los cuarteles de Bomberos Voluntarios de la provincia y el país se sostienen casi en partes iguales por los aportes que reciben del estado y los que hace la comunidad.
Este no es el caso del cuartel de Sierra, la misma comunidad, que en algunos casos reconoce la importancia del rol del cuartel y lo apoya en determinadas circunstancias, como por ejemplo en la votación del Presupuesto Participativo donde en dos oportunidades tuvo el primero y el segundo proyecto más votado en 2008 y 2012 respectivamente, históricamente es reticente o directamente no colabora económicamente con la institución. Sí, obviamente, recurre a ellos ante los hechos más insólitos además de las urgencias y los incendios.
Pero tampoco muestran interés los hombres y mujeres de hasta 40 años, en participar como bomberos integrándose al cuerpo activo del cuartel. Esta realidad que se vivencia en otros pueblos y ciudades, cuando al son de la sirena uno los ve pasar corriendo, en bici o en auto hacia el cuartel, en nuestra zona no pasa, la mayoría de los bomberos son jóvenes de Mar del Plata que vienen al único cuartel de bomberos voluntarios del Partido a realizar su vocación de servicio.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: