Editorial: Hecho en casa

Sabemos que hay muchos temas interesantes, por ejemplo que el Intendente Arroyo estuvo en un almuerzo con los organizadores del Carnaval Chapaco en el predio municipal (ex Camping La Aventura) y que salió enchastrado en espuma.

De todas formas pensamos que el futuro es más importante que un carnaval y como dijo Roberto Arlt escritor y periodista “El futuro es nuestro, por prepotencia de trabajo.”

No podemos ignorar que hay un grupo numeroso de vecinos trabajando denodadamente en un proyecto para la zona que sin duda de lograrlo marcará un cambio importante y un futuro diferente.

Ellos hablan de obras, de escuelas, de salud, sin embargo lo que a muchos les preocupa, no es lo que quieren conseguir, si no cuanto se va a gastar, no valoran el tiempo que le ponen en pos de un objetivo superador, si no quienes son.

Son vecinos que en muchos casos estuvieron enfrentados, en otros no simpatizan e incluso tienen diferencias, sin embargo dejaron sus cuestiones personales y esas diferencias de lado para llevar adelante un objetivo común, un proyecto colectivo, en equipo, convencidos que es para beneficio de toda la comunidad, de todos los vecinos, de toda la zona, aun sabiendo que tal vez en el futuro vuelvan a estar en veredas diferentes. Qué importa quienes son, como se llaman, hay que rescatar el tiempo y el valor que ponen, exponiéndose, haciéndose cargo de su pasado, de lo que son, de lo que piensan y de lo que dicen.

Muchos votaron el cambio, pero parece que no quieren cambiar nada, que cuánto se va a gastar, seguramente mucho, pero sólo con los dos sueldos, el de la delegada y el del Director que tuvieron que poner para que haga que la delegación funcione, e igual no funciona, alcanzan para pagar a los 6 Concejales que tendremos que elegir. De acá, de la zona, su vecino.

No pregunten cuanto se va a gastar, si no en qué y cómo, en el nuevo municipio, en nuestros barrios, en nuestras calles, en nuestras escuelas, en nuestro centro de salud, que no es lo que pasa hoy. Estamos cansados de escuchar “Pagamos nuestros impuestos y no hacen nada”, eso es lo que quieren cambiar, para que la plata que usted paga acá, se gaste acá.

El primer contacto del ciudadano con el estado es el municipio, éste debe ser cercano y contenedor. Un Municipio no es otra cosa que la unidad territorial y poblacional, política y administrativamente, en la que viven un conjunto de familias en relación de vecindad y con fines comunes. Esa relación de vecindad y los deseos, necesidades e intereses de sus actores, es la que se traduce política y democráticamente en términos de identidad, necesidad de representación genuina, y derechos de autodeterminación y autogobierno.

Qué tiene que ver nuestra realidad con la de Mar del Plata, en qué se parecen nuestra zona nuestros barrios a Mar del Plata, en nada, ellos tienen representación genuina, y derechos de autodeterminación y autogobierno, nosotros no.

Si vamos a Mar del Plata y nos sentamos en el bar de la esquina de la municipalidad, vamos a encontrar a un montón de actores políticos y vecinos hablando de política, la cercanía promueve la participación y el conocimiento reciproco, vecinos gobierno, gobierno necesidades.

Si queremos estar mejor, vivir mejor, tener mejores servicios, sentir que lo que aportamos vuelve en servicios y obras, dejemos de pedir inalcanzables audiencias, aunque las den no alcanzan.

Necesitamos un municipio cercano, palpable y presente, un Intendente y Concejales que nos podamos cruzar en la calle o el almacén, vecinos.

Miriam Leo
miriamleo @ sierradelospadres.com.ar

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: