“Las localidades de segundo y tercer orden somos y fuimos saqueadas sistemáticamente por las cabeceras de los municipios”

Eduardo Chavanne, de Santa Clara, es referente de la Región Mar y Sierra de la Asociación para el Reconocimiento de Nuevos Municipios de la Provincia de Buenos Aires, en en el programa Bien de Acá en FM Nativa aseguró que “Las localidades de segundo y tercer orden somos y fuimos saqueadas sistemáticamente por las cabeceras de los municipios”.

¿Cuáles son los motivos que llevan a la mayoría de los lugares a querer la separación de sus municipios y cuál es la fundamentación…?
Las localidades de segundo y tercer orden somos y fuimos saqueadas sistemáticamente por las cabeceras de los municipios…Nos ponen un delegado que termina siendo un mendigo del intendente, no defendiendo a la localidad, de suma confianza del intendente y que cumple las órdenes del intendente, sin presupuesto, haciendo cada tramite engorroso. Estas localidades hemos crecido como pudimos, sin ningún estudio y sin ningún acompañamiento de las cabeceras. Y se dieron cuenta de que existíamos cuando nos empezaron a cobrar impuestos. Y más en el caso de nosotros, más en el caso de ustedes que son un desarrollo turístico importante. El dinero hace que seamos apetecibles para cubrir los desfalcos que tienen en las cabeceras.
Cuando se empieza a hablar de autonomía ahí hay una luz roja de alerta en el centro y entonces vienen y arreglan un poco las calles, la acomodan un poco, pasado un tiempo vuelve todo a lo acostumbrado.

Luego agregó, de federal la provincia de Buenos Aires no tiene nada, es lo más unitario que hay en el país. Y tiene un sistema de municipios que es lo más arcaico, que ya no existe prácticamente en ninguna otra provincia de la Argentina. Los casos más resonantes son Córdoba y Santa Fe, en que ya después de 500 habitantes dan el mote de comuna, que es el paso anterior a ser municipio, donde ya los vecinos se organizan en lo que vendría a ser el manejo de los dineros y la organización financiera y territorial de su lugar.

Cuando uno recorre esas provincias y va a los pueblitos más chicos en general ve la diferencia enorme que hay a nivel infraestructura y servicios. Convengamos que la provincia de Córdoba la mitad de superficie que la provincia de Buenos Aires y más del triple de municipios. Hay otro cuidado, los servicios son superadores, las mejoras son otras.
Y continuó, tampoco hay que irse muy lejos, moviéndote un poquito de Juan B Justo es otra Mar del Plata. Acá se trata de que el centro que es lo visible turísticamente esté perfecto. ¿Y quién lo paga? Los vecinos de los barrios periféricos, Batán, Sierra de los Padres, la Gloria de la Peregrina. Solo les importan los recursos para hacer las grandes obras, que si vos te fijas en el diario de mayor circulación que tiene Mar del Plata es en las pocas cuadras del centro. Y en la periferia alguna que otra plaza, algún bacheo y nada más. Ahí no se habla de cloaca, no se habla de agua potable, no se habla de extensión de gas.

También contó que, en el Senado de la provincia están estudiando fervientemente el reacondicionamiento de la ley orgánica de las municipalidades y la modificación de la Constitución provincial, modificaciones necesarias para que de una vez por todas la provincia de Buenos Aires se aggiorne al país y le pueda dar mayor independencia a las localidades que quieran ser reconocidas como nuevos municipios. Los municipios de la provincia de Buenos Aires no son municipios, son latifundios manejados a muchos kilómetros desde las cabeceras, por unas personas que a veces ni siquiera conocen los lugares que manejan.

Cuando nosotros arrancamos los legisladores no apoyaban ningún proyecto de separación, como le debían obediencia debida a los intendentes salían corriendo. Hoy por hoy ya lo tienen tan asumido que nos reciben con las puertas abiertas, están prestos a aprobar iniciativas siempre y cuando sean coherentes y no sean de tinte político como ha pasado en algunas localidades. Cuando los intentos son verdaderos y es la voz del pueblo la que está reclamando no tienen ningún problema.

Y finalizó, es una alegría que se hayan puesto los pantalones y empiecen a pedir que su dinero quede en su lugar y que sean ustedes quienes dispongan dónde y cómo destinan sus recursos. Ustedes decidan quién los va a dirigir y cuando pasa algo, un problema, el que los dirige está ahí, es un vecino, no está a 40, 50 km. sin saber e importarle lo que está ocurriendo, y les tiene que ver la cara todos los días y tiene que dar cuenta todos los días.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: