Malestar en el sector frutihortícola, los productores rechazan proyecto que grava su actividad

En consonancia con los planteos realizados por la UCIP y por diversas cámaras, consejos y colegios profesionales, la Asociación Frutihortícola de Productores y Afines del Partido de General Pueyrredon expresó su “malestar y disconformidad” con el proyecto de Ordenanza Fiscal e Impositiva Municipal que intenta imponer nuevos tributos a la actividad primaria.
La modificación que genera la controversia radica en los Artículos 84 y 88 en tanto se extiende el hecho imponible de la Tasa por Habilitación de Comercios e Industrias y de la Tasa por Inspección de Seguridad e Higiene a los Establecimientos afectados a la actividad primaria. Entendiendo por Establecimientos afectados a la actividad primaria “aquellos donde se conserven fraccionen o acondicionen para su presentación bienes y/o materias primas”.
Esta Ordenanza además iría en contra del recientemente aprobado pacto fiscal en tanto el mismo prevé que “los municipios concertarán la implementación de políticas tendientes a disminuir los gravámenes que recaigan sobre la producción” y que dispone la aplicación de sanciones a los municipios que la incumplan.
En la nota, ingresada bajo el N° 19-NP-18, y que se trataría el miércoles 31 de enero en la Comisión de Hacienda del Concejo, la Asociación pide que se rechace el proyecto y manifiestan “Comprendemos las necesidades económicas del municipio, pero sería importante comprender también las necesidades de los productores”, advirtiendo que estas medidas “desalientan a seguir produciendo en una de las tierras más fértiles del mundo”.
Además de cuestionar el intento de imponer un nuevo gravamen a la actividad primaria y de exigirles a los productores el pago de las tasas de Habilitación y de Seguridad e Higiene, la Asociación denunció que en los últimos meses inspectores municipales recorrieron campos de la zona exigiendo “habilitaciones, seguridad e higiene, e incluso controlador fiscal” como si esos establecimientos se trataran de “un local comercial o una planta industrial”.
En la nota manifiestan “Se le solicitó a la Delegación de Sierra de los Padres, qué Ordenanza estaban aplicando, ante nuestro desconocimiento, y aún hoy después de 40 días estamos esperando respuesta”. Y agregan “No respetan al legislativo” en tanto “se aplica el Proyecto de Ordenanza sin estar aprobado por el Concejo Deliberante”.
Además plantean que “Claramente existe desconocimiento del sector, tanto que se piensa en nuevos aranceles sin consultar y sin cumplir con el que ya se paga” haciendo referencia a la Tasa por Conservación Reparación y Mejorado de la Red Vial del Municipio.
Para finalizar la Asociación resalta que “lo que tenemos a través de esta modificación… son políticas contrapuestas con la situación de desocupación que vive nuestro Partido y con el esfuerzo que realizan nuestros productores para sostenerse debido a la falta de rentabilidad, a los altos costos productivos (energía eléctrica, insumos en dólares, etc.) y las situaciones de crisis ante las inclemencias climáticas”.