Festejos, robos y hasta fantasmas en Laguna de los Padres: El pantano de las ánimas

Apenas unos días después que la Municipalidad festejara a toda pompa en la Laguna de los Padres “el día de los humedales”, vecinos, turistas y autoridades, daban cuenta de la presencia de una gran mortandad de peces sobre las orillas de la misma. Al mismo tiempo surgía la noticia de un robo en la misma Reducción del Pilar, la muerte de un joven en sus aguas meses atrás y por otra parte del abandono de lo que fuera el Hogar de Ancianos, que hasta hizo ver a efectivos policiales la presencia de “ánimas” vagando por el sitio. Lo que nos lleva a evaluar si esa Reserva Natural está verdaderamente en la agenda del gobierno municipal.

HUMEDALIA
El Día Mundial de los Humedales se celebra el 2 de febrero desde 1977, en conmemoración de la firma del Convenio sobre los Humedales en Ramsar, Irán, el 2 de febrero de 1971.
A partir de este acuerdo -Argentina lo integra desde 1992- se estableció la definición de los Humedales como “extensiones de marismas, pantanos, turberas o aguas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de aguas marinas cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”. Así fue como el Municipio a través de sus Guardaparques invitó a “los marplatenses y batanenses” (nunca se les cae un serrano, ni haciendo acá la actividad) a una serie de charlas al respecto en el Museo José Hernández de Laguna de los Padres.

MENOS CHARLAS Y MÁS HECHOS
Hace apenas seis meses un joven perdió la vida en aguas de nuestra Laguna. La falta de controles, de señalización y hasta de obras hidráulicas – con la lógica cuota de irresponsabilidad de la víctima- trajeron un momento de dolor y alerta. Hoy siguen sin observarse registros ni vigilancias sobre los embarcados.

PECES MUERTOS, OTRA VEZ
A mediados de mes, turistas denunciaban en medios marplatenses la aparición de grandes cantidades de peces muertos en las orillas de la Laguna. “Esto ha sucedido en los últimos 15 años unas 4 veces, incluso más intensamente que ahora” dijo a 0223, Ricardo Gabbín, director de la Laguna de los Padres. Pero repasando números anteriores de Nueva Sierra, vemos que solo en los últimos siete años se vino repitiendo a razón de una vez cada dos años y en cualquier estación, y esto no coincidiría con el análisis que hace el funcionario cuando dijo “es un fenómeno que se da con temperaturas altas y ha pasado en otras lagunas pampeanas. Se da por el bajo nivel de oxígeno en el agua, a veces por el poco oleaje por haber poco viento –que genera oxígeno- y el pico se dio con este último calor de febrero” relató Gabbin en sintonía con lo expresado con los funcionarios provinciales por el resto de los casos en otras lagunas.
De todos modos, ya que casi siempre sobrevuela el fantasma de los agroquímicos, Gabbín tomó la precaución de pedir un estudio al Inidep y que al cierre de este número ya contaba con los resultados. “El estudio del Instituto arrojó que es hipoxia hipobárica, está vinculado a las altas temperaturas –detalló Gabbín- eso genera un caudal de fenómenos biológicos como la generación de estas bacterias que consumen el oxígeno en agua”, informe que estaría avalando su propia teoría.

SANTA REDUCCIÓN, BATMAN
Los cacos, a pesar de las tranqueras cerradas de noche en toda la Reserva, se las ingeniaron también para entrar a la Reducción del Pilar.
“Se llevaron objetos de gran valor y una suma de dinero que teníamos destinada para el mantenimiento y conservación de la Reducción del Pilar. Estamos muy dolidos por esto que pasó; además dañaron patrimonio histórico de nuestra ciudad y nos va a costar muchísimo recuperar lo que se llevaron para mantenerlo y hacer los arreglos pertinentes”, explicó Alberto Flügel, historiador encargado del lugar.
Flügel indicó que en realidad este es el segundo domingo que delincuentes ingresan al lugar, ya que la primera vez fue el 11 de febrero cuando rompieron un candado e ingresaron también a la parte del museo sin llevarse nada, pero dejando muchos elementos tirados en el piso.
“Necesitamos que las autoridades puedan disponer que la patrulla rural vuelva a pasar por aquí, no hay vigilancia en la zona, y no queremos que sigan sucediendo estos hechos”, pidió.

ASILO “LA SOMBRA DEL AMOR”
En el extremo de costa contraria al Museo, ya prácticamente abandonado se encuentra el ex Asilo de Ancianos de Laguna. Y según relatan los investigadores de estudios paranormales de Dogma Argentina, allí están pasando “cosas raras”.
Si hay gente capacitada para enfrentarse con el peligro, afrontar situaciones difíciles y superar o controlar ciertos miedos, en diferentes niveles de complejidad, esos son los efectivos policiales. Para ello se suelen preparar en variadas tácticas y estrategias.
Aun así, lo increíble es que, durante todo el tiempo en que los muchos agentes habitaron o pernoctaron en ese ex asilo, los relatos rondaron continuamente acerca de sombras que se movían en medio de la poca luz existente, ruidos inexplicables, gritos y sollozos de origen desconocido, llantos desconsolados.

Pero también más de uno se “topó” con seres extraños, etéreos, “aparentemente entidades que habrían fallecido en el sitio de cuando era un geriátrico, y que no habrían abandonado por entonces el sitio, lo que generó varios hechos de caos y pánico. Sucesos que pusieron los pelos de punta a más de un efectivo de la recia Bonaerense” según relataron desde la ONG.

De más está decir que rescatar declaraciones testimoniales de esos sucesos, de quienes son guardianes del orden y no suelen hablar de situaciones poco claras, y menos de un tema del pasado que puede revolver ciertas cuestiones, ha sido un escollo insalvable, por lo que nos quedará la duda o habrá que ir personalmente a pasar una noche allí. Por ahora nos vamos a limitar a sólo asustarnos con la falta de atención, presupuesto y control que hay en el “humedal” de los actos.

Deja un comentario

Tu email no será publicado