Editorial: Atención peaje al frente

Hace más de 19 años, de eso estamos seguros porque Nueva Sierra todavía no existía, antes de que pongan el peaje en El Dorado, después de medir con un cuenta ganado el paso de los vehículos, quisieron ubicar el peaje entre la rotonda del hipódromo y Santa Paula. Pero se armó tal alboroto, que gracias a la masiva movilización de vecinos y productores de la zona, tractorazos y cortes de ruta mediante, desistieron de la esa ubicación para ponerlo donde está hoy, casi en el límite entre General Pueyrredon y Balcarce.

Imaginamos cuantos marplatenses y turistas podrían abstenerse de sus escapadas a nuestra zona si tuvieran que pagar un peaje en el camino.
Lo que va a significar para los que van por trabajo, estudio, salud, trámites, casi a diario. Encima de lo que molesta tener que ir por pavadas, porque ni los trámites municipales se pueden terminar de solucionar en la delegación.

Pero qué podemos esperar, al Intendente le importa que se hagan anuncios y obras, si después un sector allá alejado de la urbe marplatense tiene que pagar un peaje para lo que sea, costo beneficio dicen los funcionarios, un problema de ellos. Y así y todo, a nuestra zona le llega poco y nada.

Ahora que la municipalidad adhirió a la apertura de datos públicos, podríamos comprobar cuánto personal destinan a esta zona, cuántos recursos, ¿pero podremos?, ya que es difícil creer que los datos que nos importan estarán. Hace 7 meses que la Facultad de Ciencias Económicas solicitó al municipio los datos de esta delegación para hacer el estudio de factibilidad de un nuevo municipio de Sierra de los Padres, todavía no los entregaron, no deben querer que conozcamos lo que en el fondo sabemos. Si el municipio no atiende la solicitud de una Universidad, porque tenemos que creer que publicarán lo que queremos ver.

Los sueldos que perciben están hasta 2016, nada del 2017 y menos lo que están cobrando ahora. El Intendente, por ejemplo, en junio 2016 cobraba 166,523.20 pesos, para él un peaje o 50 al mes es una pavada.

Mientras tanto el ‘delegado’ piensa en inmortalizarse en la zona con un arco de troncos en Laguna, que algunos les encantará el estilo Villa La Angostura, pero a otros les parecerá de muy mal gusto, por donde todavía no sabemos si pasarán algunos vehículos de porte, y diseñado por quién, consultó con alguno de tantos arquitectos y urbanistas a los que el municipio les paga por pensar, no, diseñado por él mismo, un ingeniero agrónomo, con troncos que consiguió.

Nos pintan la cara como quieren, nos cobran lo que quieren, nos venden sus discursos voluntaristas y mientras tanto seguimos yendo a Mar del Plata al banco, a la municipalidad, a hacernos atender por un problema de salud, en remis si es una urgencia porque ambulancia no tenemos, a solucionar casi todos los asuntos de nuestra vida cotidiana, seguimos rompiendo los autos, pero en las calles de nuestra delegación, no en la Ruta, donde pronto tendremos que pagar peaje.

Miriam Leo
miriamleo @ sierradelospadres.com.ar

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: