Se adjudicó la obra por PPP de la Ruta Nacional 226 e incluye mejoras en nuestra zona

Este mes finalmente se firmó el contrato de adjudicación de la obra de construcción -Corredor A- entre Vialidad Nacional y el consorcio conformado por las empresas Paolini Hnos. S.A. – Vial Agro S.A – INC Spa (Italia). La oferta que habían presentado el mes pasado fue por 1.002 millones de dólares.
Fue la segunda oferta más baja de las ocho presentadas para las obras del Corredor Vial A y la única que acercó este consorcio. El presupuesto oficial asignado había sido de 1.330 millones de dólares, con lo que la oferta ganadora logró una baja de poco más de 20% en el precio.
A mediados de mayo se conocieron las ofertas recibidas en Vialidad Nacional, dependiente del Ministerio de Transporte, para obras en seis corredores viales del país.
Entre ellos, se cuenta la construcción de la autopista de ruta 3 y mejoras en ruta 226 desde Mar del Plata hasta Olavarría.
Sobre ruta 3 se prevé la construcción de 116 kilómetros de autopista entre Las Flores y Azul y la conversión a ruta segura de 270 kilómetros, de Azul a Coronel Dorrego. La ruta 226 se adecuará a semi-autopista entre Azul y Olavarría y desde Balcarce hasta Azul se convertirá en una ruta segura de 174 kilómetros. Además de realizarán mejoras en el tramo Mar del Plata – Sierra de los Padres. Estas obras comenzarían en el mes de octubre.

El plan para la nueva Red de Autopistas y Rutas Seguras se divide en tres etapas de licitación, con una inversión total superior a los 12.500 millones de dólares para los primeros 5 años y superior a los 4.200 millones de dólares durante los siguientes 10.
A lo largo de las tres etapas se intervendrán alrededor de 7.277 kilómetros de rutas nacionales, mediante la construcción de 1.610 kilómetros de autopistas, 3.310 kilómetros de ruta segura, 324 kilómetros de obras especiales y 26 kilómetros de variantes; en total, 5.270 kilómetros. Los restantes 2.077 kilómetros serán intervenidos a través de obras de mejoras y mantenimiento de la red vial existente.

Este nuevo proyecto del Gobierno Nacional se repagará principalmente con una parte del impuesto al gasoil (para las obras) y con el ingreso por peaje (para el mantenimiento y operación del corredor). Para el pago de estas obras de la Etapa I, que comenzará a realizarse en 2021, no se han creado nuevos impuestos, debido a que serán utilizados recursos existentes que antes se destinaban a otros gastos, entre ellos el subsidio de los corredores actuales.