Nuevo Municipio: Lo que se viene

Esta columna pretende aportar un pequeñísimo grano de arena a las luchas separatistas de toda la provincia de Buenos Aires y en particular a la nuestra, a la de nuestro lugar en el mundo.
Desde aquí recorreremos la ruta 2 hasta llegar a Lezama, el municipio más joven de la provincia, faro de esperanza de los movimientos autonomistas de Derqui, Lima, Santa Clara del Mar, Abasto, Bernal, Banfield, Temperley, Virrey del Pino, Ciudad Evita, Paso del Rey, Libertad, Darregueira, Villa Ballester, Gerli, Hudson y Gregorio de Laferrere que con otros suman más de 60 en toda la provincia y que iremos conociendo mes a mes.
Cabalgaremos las verdes llanuras pampeanas hasta llegar a Huanguelén, un pueblo tan fantástico como la Macondo de Gabriel García Márquez, dividido por cuatro municipios y un sinfín de burocracia, cuyos habitantes desde hace más de 70 años piden ser municipio.
También conversaremos con los vecinos más antiguos de localidades como La Costa, Pinamar, Malvinas Argentinas, Ituzaingo o José C. Paz, todos partidos reconocidos en los últimos 40 años, para que nos cuenten cómo los afectó este cambio.
Hablaremos de sistemas de división territorial, de leyes, de números, de estadísticas, de kilómetros, y por momentos será aburrido, pero no voy a engañar al lector, si busca una mirada objetiva busque en otro lado, esta columna la escribiré desde el más absoluto convencimiento de que como comunidad necesitamos dejar de ser el patio trasero de un municipio que nos tiene abandonados, ya estamos en lo más bajo, nunca podremos estar peor de lo que estamos, pero para dar el salto necesitamos ser una comunidad en todo el sentido de la palabra.
Voy a tomarme el atrevimiento, por esta única vez, de hablar en primera persona, les diré que en el tiempo que dure esta columna no voy a dar mi nombre, porque no pienso entrar personalmente en debates -aunque espero que se generen sanamente, con altura y contenido-, ni pienso permitir que se partidice una discusión que debe ser superadora de todas las banderas -aunque espero que los partidos políticos dejen la mezquindad y se avengan a discutir y escuchar a estas comunidades-, en definitiva hoy, tal como hicieron las mujeres de Lima -de las que hablaremos en más de una oportunidad- me pongo el pañuelo magenta y desde esa posición es desde dónde escribiré, por eso no quiero dejar de agradecer a Nueva Sierra y en particular a su Directora que me dará este espacio mensualmente y que me permite hacerlo desde el anonimato y desde esta posición, ya que a pesar de ser una reconocida autonomista siempre ha buscado mantener un halo de objetividad en estas páginas.

COMÓ HACERSE ESCUCHAR
El tema en tratamiento es recurrente en diversos medios nacionales y provinciales, pero seguramente no tanto como los vecinos piden. Las páginas de los diarios se ocupan en la medida de las protestas y hechos que se generan en cada comunidad.
Por ejemplo, los vecinos de Lima se llevaron más de 400 palabras en la revista La Tecla -semanario de contenido provincial que se edita y publica en la ciudad de La Plata- de la última semana, 3 páginas a todo color, pero para llegar a eso debieron hacer una toma simbólica de la Delegación Municipal, un pañuelazo magenta –llevado adelante por las mujeres por la autonomía- y varios cortes sobre la ruta 9, en domingos y feriados, el último el 20 de agosto, cuando retornaban los paseantes del fin de semana largo, como hicieran allá por el 2009 los vecinos de Lezama sobre la ruta 2.
En cada oportunidad las fuerzas vivas de la comunidad, encabezadas por APAL (Asociación por la Autonomía de Lima), reúnen más de 500 vecinos que piden una misma y única cosa, ya dejaron los reclamos intermedios, ya no piden luminarias, asfalto ni presupuesto para la Delegación, piden ser un municipio. Quieren elegir su propio intendente y manejar sus propios recursos.
Al igual que el nuevo municipio de Sierra de los Padres, Lima tiene su proyecto de separación del Partido de Zarate, el último lo presentó la Diputada por Cambiemos Sandra París el 12 de octubre de 2017 y desde el 15 de noviembre se encuentra estancado en la Comisión de Asuntos Municipales que preside el massista Juan Andreotti. Los vecinos manifestaron que seguirán “molestando” hasta que sean escuchados.

SILENCIO DE RADIO
Hace unos días en un almacén de la zona alguien se preguntaba, porque está tan tranquila la mesa por el nuevo municipio, sencillo, desde hace meses esperan que el Municipio se digne a cumplir los pedidos de información de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Mar del Plata.
En este sentido el vecinalista Juan Ocampo le contaba a Nueva Sierra que “en realidad no es que no estamos haciendo actividades, nosotros hicimos lo más importante que es tener un proyecto presentado en la legislatura, vigente, y firmar un convenio con la Universidad para hacer un estudio de factibilidad económica de la formación del municipio, porque entre los vecinos circula la duda de si nuestra zona sería sustentable como un municipio independiente, por eso lo que estamos esperando en este momento es la respuesta de la Facultad para llevarles a los vecinos una idea concreta de cuáles son los beneficios de ser un nuevo municipio y la certeza de que es viable, porque que nosotros estemos convencidos no quiere decir que ellos tengan que creernos, lo lamentable es que ese informe está demorado porque a la Facultad le está resultando muy difícil juntarse con los datos que el municipio no está entregando” y agregaba “si al menos nos dijeran que por el motivo que fuera no nos van a dar la información podríamos seguir otros carriles”.
Es vergonzoso, que en plena era de la información el Municipio de Mar del Plata – Batán, aún discuta la forma de ser un gobierno abierto y dar un mayor acceso a la información pública y no logre formalizarlo en los hechos.

NO TODAS SON PÁLIDAS
Este 27 de agosto nos sorprendía la noticia de que resurge la iniciativa de dividir el partido de La Matanza, y con ello otros seis municipios podrían correr la misma suerte.
Es en ese contexto que luego trascendió que el 5 de septiembre, en el marco de la reunión que mantendrá la Comisión de Asuntos Municipales de la cámara baja, podría analizarse el llamado a audiencias y las metodologías a implementar en el estudio de los proyectos de división de municipios con estado parlamentario.
En esa línea el primer paso estaría dado por una convocatoria a los intendentes Verónica Magario (La Matanza), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Walter Festa (Moreno), Osvaldo Cáffaro (Zárate), Julio Marini (Benito Juárez), Carlos Ronda (Mar Chiquita) y cha chan cha chan… Carlos Arroyo (General Pueyrredón).
Según informaba La Tecla en su versión online, la intención es conocer, en primer lugar, la visión de los jefes comunales que fueron elegidos para administrar los distritos, y en otra instancia a todas las fuerzas vivas y partidos con representación política en los Honorables Concejos Deliberantes.
Para incorporar más información, también se evaluará en la misma, una serie de pedidos de informes al Gobierno Provincial para analizar los datos en materia de coparticipación, salud, seguridad, educación, entre otros asuntos de cada distrito.

Ojalá esta columna dure poco, muy poco.

Por Libertad magenta