Vecinos de Santa Paula denuncian que Marinier se llevó los libros de la Sociedad de Fomento

Otra vez la obsesión por Santa Paula de la ex Delegada y actual Subsecretaria de Ong’s Stella Maris Marinier, la llevó a acercarse a los vecinos para volver a hablar de intervención a la Sociedad de Fomento.

Lo cierto es que en la Dirección Provincial de Personas Jurídicas hay varias denuncias que pesan sobre la entidad, pero no hay intervención de esta, y es la única autoridad que podría intervenir una Asociación Civil en la provincia.

Sin embargo con el cuento de la intervención, la subsecretaria impuso ante los vecinos a Hugo Tosso, ex Delegado del Puerto, ex interventor en nuestra delegación y presidente de la Sociedad de Fomento Juramento, como la persona para regularizar la entidad; a tal fin incluso habrían intentado reunir fondos entre los vecinos para los gastos que la gestión conllevaría.

Durante esas reuniones Marinier se habría hecho de los libros y documentación de la entidad, que ahora aparentemente estarían desaparecidos y al respecto esa es la última denuncia que figura en Personas Jurídicas.

Según varios vecinos la subsecretaria luego de llevarse libros y documentación, recomendó formar una comisión con gente que no fuera socia de la asociación y que no haya formado parte de comisiones anteriores. De hecho habría conformado una comisión provisoria que no tiene en su poder ni la documentación ni la autoridad real para regularizar la situación de la Sociedad de Fomento.

El desconocimiento funcional y legal de los vecinos hace que ante la potestad del cargo de Marinier no duden de sus palabras y sus recomendaciones.
Sin embargo en Personas Jurídicas aseguran que hasta el momento no se ha resuelto ninguna intervención ni nombrado ningún interventor para la entidad. Pero en nuestra zona ya estamos acostumbrados y conocemos los manejos inescrupulosos y al margen de las normas de la ex Delegada.

UNA INSTITUCIÓN Y ESPACIO ÚNICOS
El barrio ciertamente necesita que la Sociedad de Fomento vuelva a funcionar con normalidad. Una sede que es el único espacio para el desarrollo de actividades y contención de niños, jóvenes y adultos.

Una entidad que fue promotora y escenario de múltiples eventos y actividades sociales, deportivas, educativas, formativas, artísticas e incluso una impecable Posta Sanitaria, hoy es un despojo de lo que fue.

Sin duda hubo responsables de esta decadencia, que Marinier como Delegada no sólo no supo, no pudo o no quiso evitar, si no que en su momento puso suficientes palos en el camino como para dar un empujoncito y ahora se presenta con engaños como salvadora.

Una vez más los vecinos tendrían que superar sus diferencias para salir adelante juntos y entender que si entre ellos se pelean… los devoran los de afuera.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: