Aquellos Premios Cacique Cangapol

En un momento de la historia del diario surgió la idea de premiar a los vecinos que hacían algo por la zona o nos representaban afuera de ella. Pero ¿cómo? Había que buscar algo autóctono. De pronto alguien de la redacción saltó y dijo ¡Una estatuilla como los Oscars! Exagerada la comparación, aunque gustó. ¿Pero de quién? Martín Fierro ya hay ¿José Hernández? Era muy pibe cuando vivió acá. ¡Ya está! Dijo otra, al verdadero dueño de estas tierras, al Cacique Cangapol. Y no se diga más. Buscamos un escultor de Mar del Plata, hizo el modelo y luego el vaciado de 15 o 20 estatuillas.

 

Había que organizar la fiesta de entrega, corría el año 2003 y la crónica del diario posterior a ella decía:
“Más de 200 personas participaron el pasado 15 de Marzo de la Primera Entrega de Premios Cacique Cangapol, en homenaje al verdadero dueño de estas tierras, que organizó nuestro Periódico y la Radio FM Nativa. El Intendente, funcionarios y Concejales de todos los bloques políticos también estuvieron presentes. Daniel Katz arrancó un aplauso espontáneo a la concurrencia cuando en breves palabras dijo “Debería estar en el cierre del Festival de Cine, pero preferí estar acá junto a los vecinos de la Sierra”. El Golf quedó chico, muchos lamentablemente debieron volverse a casa, desde estas páginas les pedimos disculpas, por eso decíamos que reserven con anticipación sus entradas. La fiesta estuvo amenizada por los cantantes serranos, Laura Grassi, Claudio Ariznabarreta, Nevenka y Jeremías Giménez, a los que le agradecemos profundamente su participación desinteresada y su profesionalidad. También se entregaron las menciones del Primer Certamen Literario de nuestra zona organizado por Grupo Sierra. Luego hubo baile hasta bien entrada la madrugada. Seguramente el año próximo todo saldrá mejor”.
Los vecinos premiados en las diferentes categorías en esa primera oportunidad fueron: Flaminio Blanco, Hnos. Torres, La Casa de los Pavos Reales, la Doctora María Angélica Gutiérrez, los jóvenes Gabriel Ruffa y Javier Álvarez, Norma San Martín, Alicia Zinys, la Escuela Agraria y los Bomberos Voluntarios. También se dieron premios a periodistas de Mar del Plata y un par de funcionarios que se habían ocupado de nuestra zona. Hubo rubros como Salud, Arte, Deportes, ONG’s, Educación, Industria, Comercio y Turismo. También se premió a los vecinos más antiguos.

 

Al respecto una lectora en ese momento escribió una emotiva esquela:
Buenas noches señora…. ¡Hola! Dije yo sin prestar mucha atención, de pronto lo miré otra vez, fijamente, y me dije… a éste lo conozco ¿pero de dónde? Pero sí, al instante pensé es Katz, el Intendente, mierd…, pero este asunto de los regalos del cacique, no es una pavada entonces, y empecé a observar que le daban esta mención a gente que valía de verdad, sin despreciar a los otros, me emocioné cuando se lo dieron a los Bomberos, que bien estuvo el que pensó en darles un premio; no tengo idea de quien será, pero sospecho muy fuertemente que estos señores Vazquez le rompieron las expectativas y algunas otras cosas a quienes pensaron en que la fiesta no resultaría, porque los que fuimos sabemos que fue un éxito, y los que no fueron, se enteraron por otros vecinos o por el verdulero que fue un fiestón. ¡Felicitaciones! PAOLA LONGOBARDI

Hubo tres ediciones más, cada una mejor que la otra a nuestro criterio, claro. Luego lo de siempre, los costos, el tremendo esfuerzo de producción y otras yerbas hicieron que las suspendamos. Pero, todo vuelve. Quién dice que uno de estos días no estemos anunciando los Premios Cacique Cangapol nuevamente.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: