Editorial: Permiso para soñar

Nos gustaría graficarles en qué contexto nos sentamos a escribir una editorial, cuando estamos a punto de mandar el periódico a la imprenta, lo miramos damos un pantallazo al contenido, nos fijamos que cosas dejamos afuera, que cosas nos molestaron más y por ahí con suerte sale un buen tema, o no, como la mayoría de las veces.

En medio de este escenario, y sólo por esta vez permítannos soñar, queremos imaginarnos 20 años diferentes, de otros tipos de gobiernos, entonces uno llega a la delegación para hacer un reclamo por una luminaria y le responden, “este martes el camión tiene el recorrido completo, si no tiene tiempo de hacerlo, el martes próximo ya está anotado en la lista”, ¿Se entendió? Una vez a la semana viene el camión de alumbrado de General Pueyrredon a la Delegación, que representa más de la tercera parte del partido, casi el 40% del territorio, aunque sabemos que esa tercera parte no es ni Mar del Plata ni Batán, y arregla las luminarias rotas, las cambia, agrega alguna nueva, UN DIA A LA SEMANA y este podría ser un ejemplo pero no nos alcanza, queremos soñar más.

Queremos soñar que en 20 años alguien entendió que había que equipar a la delegación con maquinarias y personal idóneo para que, no queremos soñar imposibles, dos equipos de manera constante y a diario, como quien trabaja todos los días de lunes a viernes, estén arreglando o haciendo trabajos nuevos en las calles, dos todos los días. Esto nos trae a la mente esa gente que dice yo con cualquier gobierno me tengo que levantar todas las mañanas a trabajar… tranquilos… no va un sermón, bueno, eso en esta delegación no pasa.

Queremos soñar que en 20 años, un tema que todos adivinábamos tendría que estar resuelto, que las dieciséis manzanas de Santa Paula ya tienen agua corriente, porque es de las obras màs baratas que hay, que la Cooperativa de Sierra da agua en Colina de los Padres y La Peregrina, porque si fuera OSSE ya lo estaría haciendo, que el gas natural ya llegó a la Gloria. 20 años.

Y si vamos a soñar, pensemos que hace 20 años en medio de un estado que planifica, viendo nuestra realidad, nuestra geografía, nuestros medios de transportes, incluso con la idea de economizar, pero también de innovar, alguien dijo, hace falta una escuela secundaria, sí, UNA escuela secundaria, para todos, un campus secundario, no tres aulas allá, otro anexo allá, una escuela secundaria, con campo de deportes, gimnasio, natatorio, aulas especiales para materias especiales, donde los jóvenes de todos nuestros barrios se conozcan, se integren, se formen y hagan lazos.

Miren para soñar no hay que ponerse limites, es gratis, y no se rían, hace 20 años cuando hablamos de gas natural nos decían locos, dejen que esto sea un municipio y sueñen.

Miriam Leo
miriamleo@sierradelospadres.com.ar

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: