Columna de Opinión: Varones y varonesas

Por Libertad Magenta
Es imposible, en este contexto preelectoral, eludir el tema de las propuestas que llevan a la mesa de debate nuestros candidatos, fundamentalmente la falta de ellas en relación al más que vigente reclamo de independencia y autonomía de más de 70 localidades de la provincia de Buenos Aires, nuestros políticos, siempre distantes de las realidades que nos tocan vivir en localidades como Huanguelén, Quequén, Lima, Santa Clara o Sierra de los Padres, hacen gala de sus mezquindades y vienen usando este tema como estrategia de presión en momentos claves, pero ninguno lo aborda con seriedad y compromiso con sus representados.

En este sentido la actual gobernadora, María Eugenia Vidal, ha utilizado el tema fundamentalmente para “someter” a los varones del conurbano y en particular a una de sus varonesas, la actual candidata a vicegobernadora del Frente de Todos, Verónica Magario, intendenta del partido de la Matanza, partido que tiene más habitantes que 19 de las 23 provincias argentinas, de los cuales más del 40% se encuentra por debajo de la línea de pobreza. Un proyecto, como la división de este partido, sin dudas razonable y loable, por el impacto que tendría a nivel económico y social para esas comunidades y que no se pudo ni siquiera discutir en la legislatura, demuestra la utilización del tema de manera frívola y alejada de la realidad de las comunidades que se ven afectadas.

En este punto podemos decir que Vidal nunca abordó de manera directa el tema sino que siempre lo planteo a través de sus satélites en la legislatura y poco se conoce públicamente de su real postura al respecto, mientras que Magario mostró de forma contundente su oposición a la división manifestando “Los que queremos a nuestro pueblo, sabemos que dividirlo sería dejar a alguno de esos municipios ricos, pero a otros muy pobres. Habría una gran brecha entre unos y otros y eso no es lo que queremos para nuestras ciudades”, no obstante cabe aclarar que las únicas más pobres serían las arcas de SU municipio, porque pasaría a repartirse la coparticipación entre al menos cuatro nuevos municipios, lo que sin duda haría posible una más equitativa distribución entre las distintas localidades de ese partido elefantiásico pero achicaría la billetera de la ahora candidata.

Hace un año en la comisión de Asuntos Municipales de la Cámara de Diputados se hablaba de Ley Marco para el Reconocimiento de Nuevos Municipios y los autonomistas aplaudíamos la convocatoria a los Intendentes y las fuerzas vivas de aquellas localidades que tenían proyectos vigentes, lamentablemente nunca se avanzó y ni siquiera se escuchó a los vecinos, y es claro que dependerá de las comunidades interpelar a los gobiernos y legisladores porque no saldrá de ellos ni tratarán el tema motu proprio, porque en su pequeña mente piensan en nuevos municipios y sólo pueden ver el “poder” escapándose como arena entre los dedos.

 

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: