Editorial: Salud, dinero y amor

El que tenga esas tres cosas… pero como dicen los mayores, lo más importante es la salud.
Y nuestra zona está padeciendo de dos problemas graves que hacen que nuestra salud, como mínimo, esté en problemas.

Uno es la contaminación del agua, que en mayor o menor medida se está registrando en casi todos los barrios de la delegación.
Según el último informe del Grupo Aguas, perteneciente a la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Mar del Plata, el 72 por ciento de los pozos de agua analizados en la zona no cuentan con agua apta para el consumo humano, es decir, está contaminada, por exceso de alguno de los parámetros microbiológicos o en la concentración de nitratos disueltos.

Luego de este informe y a través de un tweet de @PRENSA OSSE, la empresa informaba que estaban tomando muestras de la red de agua en la zona, o sea la de la Cooperativa de Agua Sierra de los Padres, para monitorear las perforaciones. Si bien no pudimos tener acceso los resultados de esos análisis, suponemos que podrían estar estudiando extender la red a los sectores afectados o bien simplemente hacer su tarea de contralor para no comerse de improviso un sapo en un desayuno.

El otro tema que cada vez complica más a la zona, en especial, al barrio “residencial” Sierra de los Padres, es la falta de cloacas, al respecto les preguntamos a los candidatos a intendentes cómo lo resolverían, Raverta y Montenegro fueron contundentes, hay que analizar la situación y buscar financiamiento articulando con la nación y la provincia para hacer las obras necesarias. Bonifatti y Arroyo insisten con el tratamiento domiciliario que de todas formas no resuelve el destino final de los líquidos tratados. Martínez plantea que la prioridad de las obras se decidirá en asambleas vecinales. Pulti y Zimond no respondieron las preguntas.

Esperemos una nueva y eficiente gestión, porque todavía no logramos que, después de años de reclamos, la red de agua potable se haya extendido a otros barrios y que las cloacas ni siquiera se hayan empezado a pensar seriamente. Y saben qué, con la salud no se juega.

Miriam Leo
miriamleo@sierradelospadres.com.ar

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: