Laguna de los Padres: 2020 año de la biodiversidad

El Día Mundial del Medio Ambiente es la fecha más importante en el calendario oficial de las Naciones Unidas para fomentar la acción ambiental. Desde 1974, el 5 de junio se ha convertido en una plataforma global de alcance público que reúne a gobiernos, empresas, celebridades y ciudadanos en torno a un asunto ambiental apremiante.
En 2020 el tema es “la biodiversidad” –motivo de preocupación tanto urgente como existencial–. Eventos recientes, como los incendios forestales sin precedentes en Brasil, California y Australia, la invasión de langostas en el Cuerno de África y ahora la pandemia de COVID-19, demuestran la relación complicada entre los humanos y las redes de la vida en las que vivimos. La naturaleza nos está enviando un mensaje.
El Día Mundial del Medio Ambiente es, sobre todo, una plataforma mundial para inspirar un cambio positivo, y se basa en el precepto de que un cambio global requiere de una comunidad global. El Día impulsa a las personas a pensar en la forma en la que consumen; a las empresas, a desarrollar modelos más ecológicos; a los agricultores y fabricantes, a producir de forma más sostenible; a los gobiernos, a salvaguardar los espacios silvestres; a los educadores, a inspirar a los estudiantes a vivir en armonía con la Tierra; y a los jóvenes, a que se conviertan en audaces guardianes de un futuro verde. Requiere de todos nosotros.

UN FENÓMENO MUNDIAL
Durante la pandemia, el efecto cuarentena liberó a la naturaleza en el mundo, también en Argentina y también en nuestro terruño.
La Reserva Natural Laguna de los Padres está dividida en tres zonas, una de uso intensivo, una de conservación que sólo se puede recorrer a pie, y una intangible con acceso vedado al público.
De esta manera los animales, incluso los que habitan el espejo de agua se preservan del contacto de visitantes y turistas, pero el aislamiento hizo que en la laguna hayan salido de sus espacios para mostrarse en lugares a los que antes no llegaban.
La reserva es una zona de altísima biodiversidad, su flora y su fauna, aunque no toda es autóctona, es abundante y variada. Existen más de ciento veinte especies de aves relacionadas con el ambiente acuático de la laguna, además de carpinchos y coipos conocidos comúnmente como nutrias, hay comadrejas overas y coloradas, cuises y murciélagos. También animales introducidos por el hombre, como la liebre europea, se adaptaron al ambiente. Todos suelen ser difíciles de ver en épocas normales, pero el confinamiento de los humanos los hizo salir a recorrer y disfrutar nuevos espacios.
Es el momento de concientizar, cuidar y respetar estos espacios, para construir una relación más amigable con el medio ambiente, porque de ello, en definitiva, depende nuestra supervivencia.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: