Editorial: Nueva normalidad

Hablar de la pandemia a la distancia de los números que duelen en el área metropolitana de Buenos Aires, puede parecer cursi o innecesario.

Referirnos a este tema cuando en General Pueyrredon se abren cada vez más actividades, podría parecer inoportuno, pero si no queremos volver atrás tenemos que hablar más que antes de esto.

La pandemia no terminó, y en nuestro municipio como en tantos otros lugares vimos crecer los casos en el último mes. Tenemos que apelar a la responsabilidad social e individual para no dar marcha atrás, por nosotros mismos, por nuestros comerciantes, por aquellos que de a poco pudieron empezar a trabajar, a salir de sus casas.

No podemos y no debemos relajarnos, tenemos que tomar conciencia que el distanciamiento social y el uso de barbijo son obligatorios e indispensables para cuidarnos y cuidar a los demás. Y decimos barbijo, porque vemos con preocupación que muchos toman literal el nombre de tapa boca, dejando la nariz al descubierto, cosa que está mal, debemos cubrirnos la boca y también la nariz y es importante.

No tenemos que olvidarnos que la higiene de manos o el uso de alcohol, sigue siendo fundamental y no compartir mate, vasos, picos de botella, es importante incluso dentro del ámbito familiar.

Si llegaste desde algún lugar de alto riesgo, o si sabes de alguien que lo hizo, cuidanos, los que vienen desde el AMBA y otros puntos de alto nivel de contagio tienen que tomar precauciones y evitar el contacto con otras personas durante 14 días.

Está bueno que podamos salir a tomar un café e incluso comer afuera, pero seamos responsables, si sos mayor y podes, quedate en casa, no te expongas de no ser absolutamente necesario, tengas la edad que tengas cuidarte y respetar esta “nueva normalidad” no es una cuestión de acatar u obedecer las normas, es respeto por el otro y por la vida.

Miriam Leo
miriamleo@sierradelospadres.com.ar

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: