Editorial: La única vacuna es cuidarnos

En nuestra última editorial hablábamos por primera vez de la pandemia en términos de la responsabilidad social que necesariamente tenemos como individuos, lo hacíamos frente al aumento de casos y la apertura de actividades en General Pueyrredon y decíamos no queremos volver atrás.

No lo hacíamos ni como pájaros de mal agüero ni como futurólogos, lo hacíamos sobre el análisis de la realidad que se estaba dando en el aumento paulatino de casos, desde 10 de marzo al 30 de junio el resumen desde el primer caso en el municipio era de 4 fallecidos y 49 personas confirmados y sólo un mes después, el 28 de julio mientras decíamos tenemos que cuidarnos cada vez más, el informe de la Secretaria de Salud era de 650 casos confirmados y 21 fallecidos.

Lamentablemente al cierre de esta edición ya fue anunciado por el Intendente que General Pueyrredon vuelve a fase 3 y los casos nuevos diarios se cuentan de a 200, al 30 de Agosto el resumen fue de 3353 confirmados y 67 fallecidos.
Se suspendieron las actividades físicas al aire libre, los paseos recreativos costeros y la gastronomía volverá a funcionar sólo en modalidad take away o delivery. Se mantienen las salidas a 500 metros de distancia del domicilio. Desde la comuna anunciaron que reforzarán los controles en la vía pública para verificar el cumplimiento de estas nuevas medidas y la Secretaría de Seguridad dispuso de un teléfono de whatsapp para realizar denuncias sobre reuniones sociales 223 436-8599.

Ya casi todos, incluso en nuestra zona, tenemos conocimiento de casos estrechos o cercanos en todos nuestros barrios. Pero hay algo que necesitamos entender, y es que los casos de COVID 19 asintomáticos, o con síntomas que muchas veces no relacionamos, son tantos o más que los casos confirmados, y estos circulan sin saber que pueden estar contagiando. Por eso decíamos hace un mes, tenemos que hablar más que antes de esto y cuidarnos cada vez más.

No se trata de cerrar actividades, ni mantenernos más aislados de lo que cada uno pueda o deba según su edad o actividad, se trata de cumplir lo que establece cada fase propuesta por el gobierno, pero sobre todo de cuidarnos entre todos, de cuidar a nuestros mayores pero también a los niños y jóvenes, de ocuparnos de enseñarles a cumplir los protocolos, el uso del barbijo y el distanciamiento social y a no compartir mate, vasos o picos de botellas y a cumplirlo nosotros mismos tengamos la edad que tengamos.

El intendente Guillermo Montenegro confirmó que General Pueyrredón atraviesa una situación de transmisión comunitaria de COVD-19 y les pidió a los vecinos “cuidarnos, en este momento, más que nunca, para poder mantener la situación sanitaria de nuestra ciudad controlada. Este es el momento en el que más concentrados tenemos que estar”, sin mencionar que si esto sigue así el sistema sanitario podría colapsar.

Mientras la Secretaría de Salud reconoce una ocupación de camas de terapia intensiva del 60%, ocupadas por diferentes patologías, la filial Mar del Plata de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva emitió un comunicado alertando por una ocupación del 85% de las camas de terapia intensiva en la ciudad, “En Mar del Plata hay 100 camas por lo que quedan 15” dijo la licenciada en enfermería y miembro de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, Mariana Torres, además agregó “Las camas solas no sirven de nada, si no hay quien las atienda estamos solos. Es factible capacitar en estos tres meses a profesionales pero uno no saca un especialista de la galera. Tenemos entre el personal de salud un 12 y un 20% de contagios, llevamos mucho tiempo ya de esta crisis” y pidió “mantener el distanciamiento social, usar barbijo tapando nariz y boca. Es incómodo pero hay que usarlo porque tenemos población vulnerable, adultos con enfermedades previas que son los que peor lo van a pasar”.

Dónde quedaron los aplausos al personal de la salud, donde quedó el reconocimiento de haber sido tanto a nivel nacional, provincial como municipal, previsores y racionales al haber tomado medidas a tiempo para prepararse para asistir a la pandemia, dónde quedó nuestra responsabilidad ciudadana.

Por ahora la única vacuna es cuidarnos y si hay que denunciar, ante los imprudentes y desaprensivos, habrá que hacerlo, si tenemos que llamar la atención de los que nos rodean porque hacen las cosas mal, habrá que hacerlo, no es por uno, es por todos.

Miriam Leo
miriamleo@sierradelospadres.com.ar

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: