Editorial: Todo tiene un límite

Como cada mes, antes de pensar una editorial, repasamos las diferentes noticias y la historia de cada una de ellas, y como decirles lo desalentador y frustrante que es ver que en nuestra querida zona no hay nada de la agenda vieja, de los viejos problemas y viejos reclamos para tachar.

Si hablamos de los caminos rurales y las calles, todo igual. Si hablamos de la seguridad, igual. Si pensamos en los servicios, recolección de residuos, alumbrado, agua potable, cloacas… todo igual.

Seguimos teniendo un solo cajero automático para toda la delegación, el mismo que desde hace 20 años.

Pero nuestros funcionarios se llenan la boca hablando del segundo cordón frutihortícola más importante de la provincia. De los kiwis que se exportan y los puestos de trabajo que se generan. Pero se olvidan que además de producir, acá vivimos, con nuestros adultos mayores y con nuestros niños y adolescentes, y a ellos, no se les cae una idea ni una gestión que mejore la calidad de vida de los ciudadanos que viven, estudian y producen en este “cordón”.

Necesitamos funcionarios, que además de hacer que nos escuchan, gestionen las herramientas que nos permitan crecer, como la zona productiva y turística que somos, pero también como comunidad.

Que entiendan que en algún momento esa agenda de reclamos jamás resueltos les va explotar en las manos, porque la gente tiene paciencia, pero la paciencia, tiene un límite.

Miriam Leo
miriamleo@sierradelospadres.com.ar

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: