Operativo del Destacamento Vial El Soldado frente a PROCOSUD: A contramano de la Vida

A raíz de las constantes denuncias de vecinos de la zona, muchas de ellas a través del 911, de que a la altura del kilómetro 7 de la Ruta Nacional 226, frente al Mercado Frutihortícola PROCOSUD, camionetas y camiones circulan, sobre todo por la noche, la madrugada y en horas tempranas de la mañana en contramano, y con el peligro que esto representa para la seguridad vial en una autovía rápida como es la 226, personal del Destacamento Vial el Soldado a cargo del Oficial inspector Francisco Sánchez, emplazó un operativo el viernes 16 a las 6 de la mañana.

El operativo duró solamente 1 hora y en breve período arrojó como resultado el secuestro de un total de 10 licencias de conducir por circular en contramano, falta grave según el Decreto 532/09 de la ley 13.927, y fueron secuestrados tres vehículos por carecer del total de la documentación obligatoria, se labraron las infracciones y se dio intervención al Juzgado Provincial de Faltas con sede en Mar del Plata.

INCONCIENTES Y MOLESTOS

Fuentes confiables aseguraron a este medio que autoridades de PROCOSUD S.A. salieron molestas a reclamar e intentar detener el operativo.
Las autoridades también a contramano, es obvio que estas maniobras de circular hasta 500 metros en contramano sobre la Ruta, es una práctica habitual de las camionetas y camiones que ingresan o salen del Mercado Frutihortícola, al parecer, una costumbre cuasi institucionalizada, sin medir los riesgos ni peligros que esto puede representar para el resto de los automovilistas que circulan y no están familiarizados con las anomalías con las que se conducen los habitués al mercado.

Por esas horas de la mañana circulan padres con sus hijos que se dirigen a sus trabajos y escuelas, por la noche muchos vuelven cansados, ansiosos por llegar a sus casas, en uno u otro sentido de la Ruta.

Es necesario visibilizar esta situación para que no se repita, para que no sea una costumbre, para que sepan que es algo reprochable y que no se puede ser tolerante ante estas imprudencias. No se pueden institucionalizar las infracciones, no se puede permitir que nos pongan descarada y alevosamente en peligro por ahorrarse unos metros de recorrido. No se puede entender que las autoridades de la empresa salgan en defensa de este tipo de acciones que atentan contra la seguridad de todos los vecinos de la zona que circulan por la 226.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: