Editorial: Más x Menos

Este mes los temas surgieron como moscas, en realidad como los mosquitos.
Que las calles, los pastos, las luminarias, usurpaciones, bla bla bla, todo se traduce en lo de siempre, en más de lo mismo, la falta de presencia o ausencia absoluta del estado municipal en la zona.

Encima la Agencia de Recaudación Municipal (ARM) persigue a vecinos que alquilan una casita o departamento por temporada como si fueran el Paseo Hermitage. En Mar del Plata hay miles de departamentos que se alquilan por temporada y no pagan el agua comercial ni son perseguidos por ARM.

No les alcanza con el abandono en el que tienen a la zona, que sólo se compensa con el empeño de la mayoría de los vecinos en mantener sus entornos prolijos. Brindan pocos y malos servicios y se las rebuscan para complicarles más la vida.

La ex Delegada en una nota a un portal marplatense, entre otras cosas dijo tres frases claves “Hoy dejo una delegación sana y honesta”, “Se dejó una delegación ordenada en cuanto a las habilitaciones”, “Hoy prácticamente no tenemos máquinas para poder dar respuesta”.

Habría que preguntarse qué tan sana si todas las máquinas están rotas, no funcionan o funcionan mal y que tan honesta si la delegada sin pestañar vendía cerveza en un predio municipal sin REBA.

Sin máquinas, sin materiales, sin obras nuevas ni mantenimiento, eso sí con habilitaciones ordenadas. Nos preguntamos qué tan sana y qué tan honesta puede ser una gestión o una delegación que no cumple con sus funciones básicas de dar los servicios esenciales a los vecinos.

Al parecer la preocupación del municipio es recaudar, pero qué vuelve a la zona, lo poco que vuelva alcanza? Es proporcional a lo que la zona aporta a las arcas del Partido.

No se ocupan de promover, fomentar ni acompañar nuestras actividades ni a nuestras instituciones, la zona se destaca y crece por el esfuerzo de vecinos, comerciantes y empresarios.

A tal punto llega el desinterés por no llamarlo desprecio, que ahora nos humillan con un Director General, que aunque ocupe el lugar de Delegado, no le dan el rango, la jerarquía. Qué significa, que el actual “Delegado” va a cobrar menos de lo que cobran el resto de los Delegados, que lo que cobraba la ex Delegada, que va a seguir cobrando lo mismo en un puesto que jerarquizaron para ella.

No es que vaya a ser peor o mejor un funcionario por lo que gane, esto está claro, es que cada vez reinvierten menos en nosotros.

Nos piden cada vez más y nos dan cada vez menos.

 

Miriam Leo
miriamleo@sierradelospadres.com.ar

Deja un comentario

Tu email no será publicado