Bomberos Voluntarios: Campos Traviesos

Desidia, irresponsabilidad, ignorancia, pongámosle el nombre que sea, pero lo que está sucediendo con los incendios forestales en nuestra zona o mejor dicho en los campos vecinos, es altamente sospechoso para adjetivarlo suavemente. Máxime cuando se trata de una época de tanta humedad y lluvias como la que vivimos.
Desde julio y todo lo que va de agosto, nuestros bomberos voluntarios acuden sistemáticamente a apagar siniestros forestales en algunos casos iniciados por los mismos propietarios, como se comprobó, y otros prendidos por acampantes, cazadores furtivos o simples delincuentes.
Luego de las primeras llamas en Rincón Grande y Rincón Chico, la Delegación Municipal convocó a varios propietarios de campos, al Presidente y al Jefe de Bomberos Voluntarios de Sierra, a la Policía Ambiental de la Provincia y un vecino ex funcionario judicial y abogado ambientalista, para iniciar una serie de acciones y una investigación profunda sobre el mal manejo del fuego en ese y otros sectores de la jurisdicción, de manera que actúe la Fiscalía temática.
Mientras tanto en agosto una semana en la Estancia El Abrojo, la otra en el campo de los Blanco y Gato y Mancha, y ahora en la Estancia La Realidad tuvieron a mal traer a nuestras chicas y muchachos voluntarios, que aún hasta entrada la madrugada estuvieron al pie de los incendios forestales salvando varias propiedades y sembradíos. “Es curioso –relató un experimentado bombero- nos embarrábamos de cómo estaba la tierra de mojada, pero el fuego corría por arriba”. Dando a entender la posibilidad de que algún pícaro haya colocado algún elemento combustible para provocar los siniestros.

En definitiva, como siempre, los más perjudicados son los bomberos y bomberas que le ponen el cuerpo al humo y al cansancio y el mismo Cuartel que pese a los recortes ilegales a los subsidios de Nación y Provincia, gasta verdaderas fortunas en cada una de esas salidas, no sólo de combustibles sino también de roturas de unidades y equipos que como sabemos cotizan en dólares. ¿La colaboración de esos campos salvados con la Institución? Bien, gracias. Como siempre se hacen los distraídos. Por ahora.