El Intendente en la Sociedad de Vecinos por el proyecto de las plantas de tratamiento: Dejaron de pensar en la red cloacal

Luego de que en el mes de agosto, el Intendente Carlos Arroyo recibiera en su despacho al Delegado Municipal de Sierra de los Padres Ricardo Gabbin, al delegado del Directorio de la Autoridad del Agua (ADA) Agustín Bosch y a Juan Pablo Busalmen, investigador científico del CONICET quienes lo interiorizaron sobre la posibilidad concreta de aplicar un nuevo sistema de tratamiento de efluentes cloacales en Sierra de los Padres, este mes, en la Sociedad de Vecinos, y en pos de avanzar con el proyecto, se realizó una reunión de la que también participó el Intendente junto al Presidente de OSSE Ing. Mario Dell’ Olio, además del jefe del proyecto, el Dr. en ciencias biológicas Juan Pablo Busalmen, el Ing. Sebastián Bonanni y el equipo Técnico, TEC. Valeria Guinea, Ing. Santiago Cabred y Tec. Juan Emilio Busalmen, quienes tratan los diferentes aspectos del proceso, y nos explicaron el funcionamiento del mismo. También participaron el Delegado Gabbin, representantes de la Cooperativa de Agua y miembros del Consejo Directivo de la Sociedad de Vecinos.

Se trata de instalar pequeñas plantas de tratamiento cloacal familiares, similares a piletas o maceteros a cielo abierto, en el fondo de las casas, con plantas, que solo requieren mantenimiento de jardinería, estas lograrían un residuo totalmente inocuo, agua incolora con un alto contenido de nutrientes y fósforo sin riesgo para la población pero no potable. Este residuo podría volcarse a los pozos tradicionales o reutilizarse para riego. Su costo, aún no establecido, podría rondar los setenta mil pesos.

La iniciativa de la Sociedad de Vecinos fue proponer el Jardín de Infantes para realizar una prueba piloto, en este caso los científicos sugieren una planta de unos 40 metros cuadrados y aún no resuelven a donde volcarían el residuo tratado. Esta planta tendría un costo de treinta mil dólares y el Intendente se mostró muy decidido a realizarla y financiarla, comprometiéndose a hacerla por Decreto o bien a través de una Ordenanza.

En principio lo que esto significaría es que, al menos por el momento, las entidades que venían ocupándose de lograr una red cloacal para Sierra de los Padres, incluyendo a OSSE que también se había comprometido en el proyecto, estarían bajando los brazos buscando alternativas para que cada vecino se ocupe de sus propias heces.

1 comentario para 'El Intendente en la Sociedad de Vecinos por el proyecto de las plantas de tratamiento: Dejaron de pensar en la red cloacal'

  1. Marcelo Anaya dice:

    Leo con desagradable sorpresa la “iniciativa” de los que administran el Municipio de Gral. Pueyrredón para paliar o resolver el agudo problema de las aguas servidas en Sierra de los Padres. Textual- “Se trata de instalar pequeñas plantas de tratamiento cloacal familiares, similares a piletas o maceteros a cielo abierto, en el fondo de las casas, con plantas, que solo requieren mantenimiento de jardinería, estas lograrían un residuo totalmente inocuo, agua incolora con un alto contenido de nutrientes y fósforo sin riesgo para la población pero no potable. Este residuo podría volcarse a los pozos tradicionales o reutilizarse para riego. Su costo, aún no establecido, podría rondar los setenta mil pesos”.
    No puedo entender como para llegar a esta “solución” de coyuntura se necesitaron tantos personajes instruidos como los que nombra el diario. Señores del Municipio, LOS VECINOS YA USAN ESTA SOLUCIÓN QUE PROPONEN!
    ¿Es que siguen creyendo que los vecinos somos tontos? ¿Debemos creer que el Municipio no puede encarar la obra de las aguas servidas? Es oportuno señalar que el Municipio gasta anualmente, a valores de enero de 2018, unos $ 8.400 millones aproximadamente, entre sueldos, servicios de deuda y otros conceptos. Dineros tienen.
    Además, consternado leo que la Sociedad de Vecinos propuso que el Jardín de Infantes de la Sierra sirva para realizar una prueba piloto con el agregado que los “científicos” sugieren una planta de unos 40 metros cuadrados y aún no resuelven a donde volcarían el residuo tratado. Esto simplemente me parece algo de novela de terror. Nuestros niñitos sirviendo de conejillos de indias? Me pregunto si el que generó esta idea tiene hijos que asistan al Jardín de Infantes de la Sierra.
    Creo que va siendo hora de acelerar nuestra “independencia” del Municipio de Gral. Pueyrredón y todos sus craneotecas y de paso cambiar las autoridades de la Sociedad de Vecinos y sus alquimistas.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: