La zona enfrenta un grave problema de contaminación. De 55 muestras de agua el 78 % resultó NO APTA para consumo

Mapa con la ubicación de las muestras tomadas por Grupo Aguas. En rojo son muestras de agua
de pozo No Aptas para consumo humano según el CAA, teniendo en cuenta parámetros microbiológicos y concentración de Nitratos.

En Abril del año pasado, contábamos que se había llevado a cabo el primer encuentro de las “Jornadas Abiertas sobre el Agua en la Zona Oeste Rural”. Esa jornada formaba parte del proyecto de extensión “Agua subterránea, su calidad en relación al medio ambiente” de la Universidad Nacional de Mar del Plata a cargo de Grupo Aguas (grupo de extensión de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales).

Después de muchas más reuniones, charlas, talleres y trabajo de campo de este grupo a lo largo del año, el 15 de diciembre en una reunión en la sede de la Sociedad de Fomento Gloria de la Peregrina dieron a conocer los resultados de las muestras tomadas. El correo que nos acercó Luis Erripa con los resultados de su muestra nos pareció muy preocupante y decidimos comunicarnos con Manuel Irigoitia, Doctor en Biología y Codirector de Grupo Aguas, que confirmó que “En total se analizaron 55 muestras de agua teniendo en cuenta parámetros microbiológicos y concentración de Nitratos. El 78% de las muestras NO ES APTA para consumo, por exceso de Nitratos o de Bacterias. El límite para Nitratos según el Código Alimentario Argentino (CAA) es de 45 miligramos por litro (mg/l) y el 50% de las muestras superan ese límite.” Y agregó “Las bacterias que medimos fueron: Bacterias Aerobias Mesófilas (BAM); Coliformes totales; Coliformes Fecales; Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa.”

La situación no es muy alentadora, y deberíamos suponer que si se amplía la muestra estos porcentajes podrían mantenerse e incluso aumentar. En la reunión se estudiaron diferentes formas para resolver o al menos reducir la problemática y se puso una nueva fecha para el día 23 de febrero en la que los vecinos, junto a la red Juntos Podemos y a los profesionales de Grupo Aguas, continuarán analizando las posibles medidas a tomar.

En tanto, para aquellos que consumen agua de pozo, que son la mayoría en nuestra zona, sería bueno que desinfecten sus pozos y tanques, sobre todo la desinfección de tanques o cisternas de reserva es una tarea que debería realizarse con cierta periodicidad, esto no soluciona el problema de los nitratos, pero si la contaminación por bacterias. Además el 23 de febrero pueden asistir a la reunión, que es abierta a todos los vecinos, para buscar soluciones a corto y mediano plazo y empezar a trabajar para la solución ideal que sería que todos nuestros barrios tengan redes de agua potable.

El nitrato es uno de los más frecuentes contaminantes de aguas subterráneas en áreas rurales, se mueve fácilmente a través del suelo llevado por el agua de lluvia y de riego hasta las aguas subterráneas. Pozos de agua para consumo humano ubicados en áreas agrícolas más vulnerables, son aquellos que han sido construidos a poca profundidad, en suelos arenosos, construidos en forma incorrecta o con mal mantenimiento.

La única forma de saber si el agua potable está contaminada con nitratos es haciéndola analizar. Si tenemos un pozo familiar único, se recomienda que analicemos el agua cada tres años para detectar nitratos, pero con más frecuencia si vivimos en un área con un historial de altos niveles de nitrato como es nuestro caso.
Ahora bien, si la muestra de agua potable fue analizada y el resultado da por encima del límite para nitratos, se recomienda no utilizar esa agua para beber o para cocinar, la concentración de nitratos aumenta al hervir el agua dada la evaporación que se produce. Tenemos que encontrar un suministro de agua alternativo y seguro hasta que se decida una solución más permanente.

Si bien estos resultados no deberían sorprendernos, ya que sabíamos que por la actividad agrícola de la zona eran previsibles, lo que si hacen es ponernos en estado de alerta y sobre todo en guardia para reclamar a las autoridades municipales y sobre todo a OSSE, autoridad del agua en el Partido de General Pueyrredon, para que tomen de manera inmediata y urgente las medidas necesarias para resolver un tema tan riesgoso para la salud de la población.

CUIDA EL AGUA Y EL AGUA TE CUIDARÁ

Antes de ver el instructivo de OSSE para la desinfección de la perforación, debemos remarcar que se trata de un procedimiento bastante complicado y riesgoso de hacer, si no se hace correctamente puede generar una contaminación irreversible del pozo si se vuelca aceite o grasa de la bomba, por eso generalmente recomiendan que se encomiende la tarea a un profesional matriculado o al menos a una persona idónea con oficio. En cambio la desinfección de los tanques de reserva puede realizarla uno mismo siguiendo las indicaciones.

PARA DESINFECCIÓN DE TANQUES
Para la limpieza y desinfección de tanques y cisternas, es conveniente ajustarse a la siguiente técnica: 1º.- Vaciarlos parcialmente, dejando una cierta cantidad de agua que permita lavar el fondo, paredes y tapa, utilizando para ello una rasqueta, cepillo y agua clorada. Luego vaciarlos completamente y enjuagar una o más veces, según los residuos acumulados y, si es posible, eliminarlos por el desagüe de fondo del tanque de manera que no pasen por la red o cañería de distribución.
2º.- Llenar el tanque hasta la mitad con agua y agregar 1 (un) litro de agua lavandina concentrada por cada 1000 (mil) litros de capacidad total del tanque. Llenar completamente con agua tratando que haga una buena mezcla. Luego hacer circular el agua clorada por las cañerías hasta que aparezca por los grifos de la red interna (se detecta por el olor), de manera que se efectúe también el lavado y la desinfección de las mismas. Se deja el desinfectante en contacto con el agua no menos de diez (10) horas para que actúe.
3º.- Vaciar el tanque y cañerías y proceder nuevamente al llenado de los mismos para su uso.
4º.- Se recuerda que el tanque de distribución debe estar provisto de una tapa o cierre hermético de manera que no lleguen a él los pájaros, polvo atmosférico, etc., que contaminen el agua. Debe realizarse un nuevo examen bacteriológico no antes de transcurridos 8 (ocho) días de la desinfección.

DESINFECCIÓN DE PERFORACIONES
Antes de realizar el proceso de desinfección, deben reunirse indispensablemente las siguientes condiciones:
* Avisar a OSSE si se trata de un bombeador eléctrico con probable pérdida de aceite que haya podido ingresar al pozo. MUY IMPORTANTE.
* Asegurarse de que la boca del pozo con sus instalaciones (cámara, plataforma, gabinete, etc.) se encuentre limpia y perfectamente protegida y sellada con el fin de evitar el ingreso a la perforación de cualquier elemento contaminante (agua u otros líquidos superficiales, pequeños animales o insectos, etc).
* Construir un acceso (agujero de 25mm de diámetro), con tapón (para mantener la protección de boca de pozo), que permita ingresar a la perforación para poder desinfectarla .
* Colocar inmediatamente a la salida de la boca de pozo (fuera de la cámara de pozo si la hubiera, y antes del sistema de reserva – tanque y/o cisterna -) una salida con canilla metálica que servirá para la toma de muestras de agua con el fin de efectuar los controles químicobacteriológicos.
* Llenar el tanque de reserva, si lo hay, para utilizarlo mientras dure el proceso de desinfección, y desconectarlo de la bomba de alimentación.

Habiéndose efectuado los trabajos anteriormente descriptos, se podrá efectuar la desinfección de
acuerdo a las siguientes instrucciones:
1º.- Introducir en el agujero preparado en la boca del pozo una manguera de gran flexibilidad cuya longitud supere 2 metros al total de cañería de succión existente en el pozo.
2°.- Hacer ingresar por la manguera no menos de 15 litros de hipoclorito de sodio, de 80 gramos por litro (se recomienda adquirirlo en una casa de productos químicos industriales).
3º.- Hacer funcionar el equipo de bombeo durante 20 minutos como mínimo, haciendo que el agua extraída ingrese nuevamente al pozo por la manguera descripta en el punto 1°, de tal forma que se asegure la distribución homogénea del desinfectante en toda la perforación (puede utilizarse un recipiente que esté conectado por su parte inferior a la manguera).
4°.- Dejar en reposo no menos de 96 horas.
5°.- Bombear hasta que el agua salga sin olor ni gusto a cloro (hacer varias pruebas).
6º.- Avisar a OSSE para realizar un examen bacteriológico no antes de transcurridos 8 días de la desinfección. Las muestras deben ser extraídas por personal de OSSE.

ATENCIÓN:
Si el resultado del examen es “NO POTABLE”, repetir toda la operación de desinfección y efectuar un nuevo análisis bacteriológico.
Mientras dure el proceso de desinfección, no deberá utilizarse el pozo. El agua acumulada previamente puede desinfectarse hirviéndola unos 10 minutos, enfriando y aireándola por caída o trasvase.
Debe procederse a la limpieza y desinfección de los elementos de reserva (tanques –cisternas), cañerías y otras instalaciones complementarias si las hubiera (de acuerdo al instructivo Nº6 que al respecto dispone OSSE), y solicitar el análisis bacteriológico completo de rutina con el fin de comprobar la potabilidad del agua en todo el sistema de aprovisionamiento.

1 comentario para 'La zona enfrenta un grave problema de contaminación. De 55 muestras de agua el 78 % resultó NO APTA para consumo'

  1. Dr. Edgardo Schinder dice:

    Sra. Directora:

    Ya en el año 1992 en un estudio amplio que realicé – con colaboradores – sobre la contaminación de las napas de agua en la zona de General Pueyrredón (a raíz del grave problema ambiental causado por ex basural de Venturino) encontré contaminación no solamente de nitratos orgánicos en todas las zonas no abastecidas por OSSE y la Cooperativa de Sierra, sino además en muestras remitidas entonces al laboratorio de la Prefectura restos de metales pesados y de plaguicidas, en varias zonas de la región. Se halló una correlación estadística entre contaminantes y algunas enfermedades. Todo fue presentado oportunamente a las Autoridades municipales y se presentó en congresos médicos. Se amplió luego la red de agua de bebida y mejoró todo. La cooperativa local nuestra tenía agua excelente pero con los años se ha contaminado con nitratos por percolación de pozos aunque todavía está casi dentro de las normas. En los aledaños de la Sierra la situación es catastrófica. La mejor solución es ampliar la red de agua potable. El problema es mucho más complejo para tratarlo en pocas líneas.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: